#2 Nochevieja de película

Yo era de las que esperaba Nochevieja con ilusión. Se compraba modelito, planeaba con tiempo por dónde y con quién iba a salir tras la cena...
Hasta el año de la mononucleosis. No sabía qué me pasaba. Hablé con mis padres por teléfono y les dije que estaba muy cansada, que no me metía en carretera. No aceptaron la negativa. Víveres en una nevera y si Mahoma no va a la montaña, la madre viene con las gambas (drama porque dije que no las asaba en mi casa). Ni ganas de discutir (lo cual era síntoma evidente de que algo no andaba bien).
Tal era el agotamiento que me daba todo igual en ese momento.
Miro las fotografías de aquella Nochevieja y son de las primeras en las que salgo con los ojos medio cerrados. Con el tiempo me he dado cuenta de que, aunque el "pero tienes buena cara" es trending topic en mi vida, en la mayoría de fotos salgo con los párpados medio caídos por el cansancio. Aunque la gente suele interpretarlo como tristeza -cuando nota algo... cosa que no llego a entender (como tantas otras cosas).

Vivir en una resaca permanente sin beber ni festejar

Tal como fue evolucionando luego, intenté adaptarme sin salir. Sólo cenar con mis padres. Pero con el paso de los años también se me ha hecho muy trabajoso arreglarme, cenar (implica mantener conversación a la par que hay música o tele de fondo) y esperar hasta las doce para tomar las uvas. Paso frío por más que me abrigue y tengo la sensación de hacer un teatrillo para el que no me he preparado el papel y voy improvisando.
Además son muchos días fuera (desde antes de Nochebuena que llega mi hermana y su familia) y necesito una rutina, me ayuda a sobrellevar los síntomas.
No me pasa absolutamente nada por terminar el año sola en mi casa. Como estoy la mayor parte de los días porque es como elegí vivir. Otra cosa sería Nochebuena o Navidad. 
Pero Nochevieja la disfruto más en mi casita.
Ceno, me arreglo sin pretensiones, me como 12 loquesea (este año me he comprado uvas, pero otras veces he troceado chocolate) y después de quemar mis tres propósitos para el nuevo año (y olvidarme de ello, porque con el brainfog lo que necesitas es poner el papelito en la nevera, no prenderlo), me veo una buena peli en pijama que es mucho mejor que taconear con el maquillaje corrido hasta el amanecer.

(Sí, me estoy autoconvenciendo)


PD: Mañana os enseño un DIY ('do it yourself'' - hazlo tú mismo) muy sencillo para nuestra memoria.

Imagen: Créditos al autor.

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


5 comentarios :

  1. ¡Lo lamento muchísimo! Parece que al tocar una opción he eliminado todos los comentarios que habíamos hecho :(
    Espero que no os desanime a escribir en próximos posts. Me hace mucha ilusión que escribáis en las paredes de la cueva ^^

    ResponderEliminar
  2. yo me he dado cuenta de lo contrario: antes de estar medicada, en todas las fotos salía con la cara cansada, con herpes... soy mucho de hacer el tonto y sacar la lengua y en todas y cada una de ellas, tenía úlceras..
    un día también mirarás atrás y verás que muchas cosas han mejorado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay la pobre... cada lupus una historia.
      Yo es que el SFC fue como un hachazo que marcó un antes y un después. Me frenó en seco.
      Pero igual que pierdes cosas, ganas otras. Y espero un día mirar atrás y decir "pues la que perdió la cabeza haciendo el PIR tenía razón" :P
      ¡Gracias por pasarte por aquí entre apunte y apunte! :)

      Eliminar
  3. Yo vivo con mi marido pero hace años que prescindir de las comidas y cenas familiares,de salir a bailar a la discoteca el día de Año Nuevo ( sin tantos borrachos y mucho más barato) hasta que la cerraban.He prescindido de arreglarme y como tú pasaremos la Nochevieja posiblemente en pijama y viendo una película después de comer las uvas.De momento estoy en la cama descansando.Ah, y ni siquiera papelito de deseos,los mios los tengo claros: no empeorar más y salud y felicidad para todos los que quiero.Un beso guapa y a ver cómo sobrevives a esta Nochevieja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto que tenemos claro los deseos!
      Afortunadamente se cancelaron/pospusieron las comidas que surgieron de repente. Hacia años que no tenía nochevieja de cotillón; y solo me puse en pie para las primeras fotos, uvas y besos. El resto sentada pero lo pasé muy bien porque fue la primera con los sobrinos. Luego ya sabes lo que viene.

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent