viernes, 23 de enero de 2015

#12 No es por capricho: Intolerancias y alergias alimentarias

Por no entrar en mucho detalle, con las intolerancias te pones mal porque no asimilas el alimento (frecuentemente azúcares, glucoproteínas...) y tu cuerpo produce síntomas digestivos como "protesta" (afecta al metabolismo). Con las alergiastu cuerpo directamente rechaza las proteínas del alimento y el sistema inmunológico reacciona de manera exagerada (anticuerpos). Esto requiere una rápida actuación (inyección de adrenalina y acudir a urgencias) o tenemos riesgo incluso de morir. No es ninguna tontería.
La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten (proteína contenida en la harina del trigo, cebada, centeno y probablemente la avena; y sus derivados) que se caracteriza por una reacción inflamatoria de carácter inmune.


Así que no somos raritos, ni pijillos, ni mijitas, ni delicaditos para comer. Nos ponemos enfermos, podemos morir o, al menos, pasarlo francamente mal en un shock anafiláctico hasta que se controla.

Funda para inyección de adrenalina

El único tratamiento eficaz es evitar por completo el alimento alérgeno (ése que es inofensivo para las personas no alérgicas). Y lo mismo pasa con las intolerancias, evitar es la clave (aunque en este caso, hay un margen en el que se pueden ingerir pequeñas cantidades).
Pero no lo tenemos nada fácil: siete de cada diez reacciones alérgicas graves ocurren comiendo fuera de casa.

Entrar en una cafetería, preguntar si tienen leche de soja o sin lactosa para el café y que te respondan "no, pero tenemos desnatada" es de lo más frecuente.
(No soy vegetariana ni estoy cuidando la línea. Sino mi sistema digestivo. Pero) gracias, tomaré un té...
Salir a comer es un deporte de riesgo. Lees la carta y el problema no es lo que vas descartando porque no lo puedes tomar. El quid de la cuestión es lo que no hay en la carta.
Y entonces te haces amigo (o enemigo) del camarero. Que en ese momento no lo sabe, pero estás poniendo tu vida en sus manos (y la cocina).
Cada dos por tres preguntas qué lleva tal salsa, si la ensalada lleva cual,... porque a más mezcla de ingredientes, más riesgo.
Y no vale "lo apartas y ya está". La hija de unos amigos es alérgica a las gambas. El camarero se llevó de vuelta la ensalada que habían pedido específicamente sin gambas, las quitó del plato y les entregó la misma ensalada. Noche en urgencias.

Pues va a ser que no. La adrenalina, al muslo.
Lo sabe mi gente cuando salimos a comer.

Me he encontrado de todo. Desde quien te pone caras y te contesta mal porque eres un coñazo a la que preguntas dos veces, aunque aclares que es por intolerancias/alergias alimentarias ( "quemedaiwuá" ); hasta quien pone todo el interés y se adelanta preguntando si puedes tomar tal cosa porque lo lleva la guarnición.
A ver  en qué mejoran las cartas con la nueva ley (no sólo es que tenga mis dudas, es que no me fío, porque no hay concienciación ninguna excepto algunos restaurantes especializados-caros-aquinohay).
La repostería/bollería no es mejor. Por poneros un ejemplo, la miel no se ve. Y no es ya que preguntes si este dulce lleva o no miel. Es que si ha tocado el que no lleva con uno que lleva, la hemos liado. Es más, me ha pasado que como usan los mismos utensilios para todo (prepararlos o servirlos), la hemos liado.
Y uno piensa en la miel y se va a lo dulce; pero está en las salsas y cada vez en más productos en los que ni caes...
En el trabajo has visto un postre en el restaurante, te has asegurado de que lo puedes tomar, y cuando has ido a por él después de comer lo ves brillante (?), vuelves a preguntar y resulta que a la camarera se le ha ocurrido echarle por encima el almíbar de los melocotones (a los que soy alérgica) para que esté más jugoso...
Es un sinvivir. Siempre con el radar puesto.
A la hora de comprar hay que hacer un estudio de mercado (nunca mejor dicho). Tienes que leer mil etiquetas confusas, no vienen todos los ingredientes (por más que nos digan que sí), de letra pequeña,.. esperemos que el cambio en el etiquetado nos ayude (aunque como algunas de las alergias que tengo no son frecuentes, pues por mi cuenta y riesgo).
Y con "puede contener trazas de..." todo solucionado. A jugar a la ruleta rusa.
En los supermercados no hay prácticamente ninguna organización (a mí no me importaría ir al rincón del marginado como los productos dietéticos, que están todos juntos). Nos facilitaría mucho las cosas porque comprar se hace eterno (y cuando la fatiga y el dolor marcan tu vida hacer la compra así no es una tarea que estés deseando hacer).

Nueva normativa europea sobre etiquetado de alimentos
(para diciembre '14, abril '15 y diciembre '16)

Por otro lado, cuando la gente sabe que tienes intolerancia a la lactosa enseguida te dice que hay marcas de leche específicas (lo que no sabe los precios que tienen los sin lactosa/sin gluten...). La leche no es el problema (siempre que la marca sea lo suficientemente buena porque no todas llevan la misma cantidad de lactasa. O sea, que te sigue sentando fatal-y sus desagradables consecuencias). El tema está en evitar lo que tiene lactosa que está en productos en los que ni sospechabas: medicamentos (en el 20%), embutidos, snacks, galletas, bollería, cereales, cremas de verduras, patés, salsas como bechamel o mayonesa (ésta según la marca puede ser que no), pan y pan de molde (hay que buscar que no), congelados... y obviamente todo lo que tiene leche, mantequilla, queso, nata, yogurt, chocolate con leche... (párate a pensar y verás).
Y con todo esto, ante la duda cuando estás en casa de alguien, cuando sales por ahí... no lo tomas pero es un fastidio; y quien te acompaña se siente mal cuando se pone morado y tú no puedes tomar nada de lo que hay en la mesa y pides un refresco o un té, y ya comerás cuando vuelvas. O te conformas con... vale, has salido para airearte y disfrutar de la compañía, porque para comer esto no hace falta salir.

En un principio la alergóloga me dijo que las alergias pueden surgir a cualquier edad (tenía 30 y a mis 40, al menos las intolerancias siguen aumentando). Ahora parece tener más relación con el Síndrome de Fatiga Crónica, donde es común tanto las alergias como la sensibilidad a alimentos, olores, sustancias químicas, medicamentos y ruido.
Mi lista de alergias e intolerancias es larga. En el último ingreso hospitalario los de urgencias fliparon cuando empezaron a apuntar (me preguntó el enfermero "¡¿bueno y tú qué comes?!)
Pues cualquier día me alimento del aire, como los camaleones...

Sobre otro tipo de alergias e intolerancias, más adelante habrá un post sobre las reacciones a los medicamentos (especialmente en lupus y SFC) y un capítulo especial sólo dedicado a mis "adorados" parabenos. También ampliaré cómo la intolerancia a la lactosa ha cambiado mi alimentación y hábitos, especialmente lo relacionado a los precocinados que utilizaba durante los brotes de SFC para no cocinar. Y os hablaré de mi experiencia con las pastillas de lactasa.
En cualquier caso, si crees que un alimento o sustancia te cae mal o te provoca cualquier reacción extraña acude SIEMPRE al médico. Es quien puede determinar si tienes alergia o intolerancia.

PD. HE PROPUESTO UN JUEGO EN TWITTER. Y YA LO HAGO TAMBIÉN POR AQUÍ, A VER QUÉ CONTÁIS :)

¿Te parece un capricho? ¿Quieres saber qué se siente? ¿Curiosidad? Haz la prueba este fin de semana (son dos días y es cuando más se sale). Localiza la lactosa en los ingredientes de lo que compres en el supermercado si te toca ir y en los envases de lo que comas en casa (ten en cuenta que si no tiene envase o no vienen todos los ingredientes, no podrías comerlo por seguridad); y mira también la carta si sales a comer o el menú que te pongan tus amigos en casa.

Recuerda: todo lo que ponga lactosa, leche, proteína de leche, yogurt, mantequilla, nata... y por supuesto "puede contener trazas de leche". Tienes que mirar embutidos, galletas, bollería, chocolates, mayonesa, pan, medicamentos... (parte del listado lo tienes arriba).
Y cuando salgas olvídate de pastas con queso o bechamel; tablas de quesos, embutidos y patés; hamburguesas con queso o pizzas; kebabs con salsa de yogurt; postres con chocolate o nata; helados y batidos de leche o yogurt; las chocolatinas en el cine...

Soy buena, no dejes de comerlos, pero apunta mentalmente cuántas veces los encuentras este finde. No des por hecho que algo no tiene lactosa (excepto la fruta y la verdura). Y nos cuentas qué tal ha ido la experiencia :)


Imagen: Producto de allergylifestyle.com
Fotograma: Pulp Fiction (1994). Si no la habéis visto, es buen momento para hacerlo.
Infografía: El País.

Temas Relacionados:
#20 Parabenos: Para bien y para mal
#49 La decisión: Pinchar la adrenalina o no pinchar
#68 Día Mundial de la Leche... Sin lactosa, por favor

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


7 comentarios :

  1. Al final voy a ser la grafittera pesá de las paredes de tu cueva, pero hija, este post vale su peso en oro...
    Entre mi niño pequeño con la alergia al huevo, yo con intolerancia a la lactosa, y otras no reconocidas todavía... Y las medicamentosas que estoy desarrollando a paso agigantados... Un sin vivir!
    Ayer la alergóloga me ha prohibido por precaución, hasta que me puedan hacer las pruebas en abril, un montón de antibióticos y todos los AINE's!! Yo que me he puesto hasta arriba de ellos toda la vida, y más antes de tener un tratamiento para el lupus, para poder lidiar con los dolores...!!

    Eso sí, como bien dices, lo mejor es cuando vas al supermercado y te pasas todo el rato dándole a la lectura exhaustiva de etiquetado, la gente y empleados te miran con cara de: "esta tía es hipocondriaca o algo así"...

    En fín, al menos parece que poquito a poquito las autoridades correspondientes están echando mano al asunto, y poniendo mayor interés. Pero aún así deberían de meterse más caña!!! Cada vez hay más alergias e intolerancias, en adultos y niños. Cuando yo era niña, ser alérgico a algo era lo raro, ahora es lo más normal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta encontrarme las paredes escritas! :)
      Yo los AINEs tampoco los puedo tomar por la trombocitopenia autoinmune. De los medicamentos tocará hablar largo y tendido también...
      Y tienes razón, antes no había tantos casos como ahora. Por eso es importante que esté más controlado el tema de alimentación, que también debería ser bastante más natural y transparente de lo que es, todo sea dicho.

      Eliminar
  2. Hola niña, como dice Ana esta entrada vale su peso en oro. Es de las que más me han gustado :)
    Yo solo tengo intolerancias, así que no me quejo.

    Pero coincido contigo en la necesidad urgente de concienciación. Los etiquetados son muy deficientes, los camareros no saben de que se les habla y en general todos piensan que se es un tiquismiquis si preguntas que llevan los platos.
    Y efectivamente, no es broma una alergia alimentaria ni un shock anafiláctico y no, no se evita retirando del plato lo que ha estado en él sabe dios cuanto tiempo.

    Un abrazo niña. Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! :)
      Si a uno le pica un jersey, lo aguanta un día, lo aguanta dos, pero al final no se lo pone. O sea, que es de entender que evites comer lo que te sienta mal: Los síntomas pueden variar mucho, según el grado de intolerancia.
      Pero las alergias son "tolerancia 0". Y si no lo es ya, debería formar parte de la formación en hostelería. Por poner un ejemplo de "contaminación cruzada", las camareras de mi trabajo servían la ensalada y la fruta con el mismo utensilio, por lo que yo me quedaba sin comer ambas si había kiwi de por medio después de que una vez me echara a morir tras comer una ensalada que en principio podía comer (la había tocado el líquido del kiwi).
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Cuando pregunté por Twitter si alguien se había animado a buscar la lactosa durante el fin de semana me respondieron:

    - "ups,los chuches eran aceptables( me acuerde de ti cuando los compre).El bocadillo y la hamburguesa no, pq tenían queso."

    - "Todo hija, casi todo la tiene..." (ésta no vale que también es intolerante :D )

    - "Sinceramente yo no tuve valor, leí la primera etiqueta de unas galletas y lo dejé :( "

    Ay, no os culpo :P Si en algún momento lo intentáis, me encantará leer lo que tenéis que decir al respecto. También si conocéis a alguien que tenga intolerancias o alergias alimentarias, aunque no las viváis en primera persona, me gustaría saber qué opinión tenéis del tema. Y sobretodo, si trabajáis en algunos de los sectores implicados.

    ResponderEliminar
  4. Exacto así nos pasa , es difícil de entender para los demás y hasta para los médicos en ocasiones me han terminando diciendo , mejor dinos que toleras , y eso te ponemos o te damos , y debe haber comunicación en la familia , para que todos sepan en caso de tener que ser internada en hospitales , llevar consigo una lista , y enfermeros y médicos a veces se enojan , pero ni modo es la respuesta inmunologica ,,y la comida también es una lata , como mencionas te invitan a comer y luego mis enemigos mortales aparecen por doquier frutos secos y semillas , como nuez almendras , maní toda una faena , y terminas diciendo no gracias ni quería , y ni la lactosa tolero ya creo es el medicamento ,,y no queda de otra que cargar una manzana y hacer como si nada y a morder manzana sin mencionar mis alergias, al humo de tabaco e insectos me encanto saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema complejo y serio que no siempre se le da la importancia que tiene (sobretodo en alimentación).
      En tratamientos complica la vida de enfermos crónicos; pero los sanitarios ponen atención aunque debe ser también frustrante no encontrar alternativas para nosotros.
      Gracias por contarnos tus experiencias. ¡Saludos!

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent