lunes, 18 de abril de 2016

#175 (I) Resiliencia y otras palabras que acaban vacías

Hace tiempo que tenía ganas de hablar sobre ello. Y espero explicarme bien. Ante todo para no herir sensibilidades, pero sobretodo para no desanimar a nadie. No es mi intención ni mucho menos.
Es solo que raro es el día que no vea un tuit, un post o un artículo sobre resiliencia. Y me "preocupa".
¿Qué pasa? ¿Es el nuevo "emprendedores", "hay que emprender", "si no hay trabajo crea tu propio puesto"? Pues no. No todo puede ser resiliencia ni todo el mundo tiene que ser resiliente.
Porque se le acaba quitando valor.
Es algo especial, como mucha gente puede practicar la meditación pero no con el objetivo de alcanzar el nirvana, algo que solo lograrían unos pocos.

La resiliencia es la capacidad de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas: No solo se afrontan las crisis o situaciones potencialmente traumáticas, sino que se puede salir fortalecido de ellas.
No es un cambio, es una transformación.

Quien puede pensar en el tsunami de Japón con esta imagen calma

Si eres el árbol de una montaña en una zona de lluvia, aguantarás viento, chaparrones y alguna tormenta que no estabas seguro de que no te quebrara. Puede que incluso se te parta alguna rama.
Quien pase por allí verá los árboles vencidos en la misma dirección por el azote del viento.
Y no es fácil. Pero es lo que hace un árbol de la zona.
Si eres una palmera en mitad del desierto, sufrirás las altas temperaturas del día, y el frío helado de la noche. No verás una gota de lluvia en meses. Y aún así te adaptarás para dar los mejores frutos.
El Tsunami de Japón del 2011 se llevó todo por delante a su paso. Todo menos un árbol - de 70.000 - que aún se mantiene en pie. Es un superviviente, un resiliente.


Como lo es Phan Thị Kim Phú, aquella niña de 9 años que corría desnuda con otros niños escapando de un ataque de napalm (un tipo de gasolina) en Trang Bang, durante la guerra del Vietnam.
Se había arrancado la ropa que le ardía y más de un tercio de su cuerpo estaba cubierto de quemaduras que a día de hoy le siguen causando mucho dolor.
Para eso dice que reza (y ha empezado un nuevo tratamiento, a pesar de haber pasado por muchas operaciones). Para hablar de los horrores de la guerra recorre el mundo dando conferencias, a la que hace años tuve la suerte de asistir.
Cuando me la crucé en el descanso aún no confiaba en mi inglés y solo pude sonreírNo sabéis la paz que transmite su mirada y su sonrisa. 

La primera vez que leí sobre resiliencia fue en un artículo que hablaba de una mujer musulmana que narraba mil tragedias (guerra, presenciar el asesinato de su familia, violaciones sistemáticas...) y aún así, ahora trabaja con niñas en situación parecida con una fortaleza admirable.
Quizás no haya que pasar por tanto para hablar de resiliencia. Basta con que sea una experiencia lo suficiente dura como para que nos transforme y salgamos más fuertes de lo que éramos, pasando un punto de no retorno.

Mariposa alas de cristal

Eso debía ser a finales de los 2000, porque tengo un libro del 2009 que se llama "La Buena Crisis. Reinventarse a uno mismo: La revolución de la conciencia" de Álex Rovira (ya llevamos unos añitos de desaceleración....).
Lo compré tras escucharle hablar en un programa de la tv y tenía mucho que ver con mi manera de pensar.
Son unas cartas dirigidas al lector, con un lenguaje sencillo y directo que te dejan pensando al terminar cada capítulo. Lo he releído en alguna ocasión y siempre me da esa visión de que hay algo en nuestra mano, no sin esfuerzo. Y que se puede facilitar la vida a los demás con pequeños actos de bondad.
Me centro en el que nos interesa y habla de que la mariposa no necesita ayuda para nacer. Es un proceso extremadamente delicado en el que tiene que hacer mucha fuerza con sus alas nuevas para liberarse del capullo de seda que la ha protegido hasta entonces. Pero si se le ayuda rompiendo el capullo, la mariposa camina sin emprender el vuelo porque sus alas no están ejercitadas y muere al no poder alimentarse.
Hay procesos por los que tenemos que pasar (especialmente en enfermedad crónica). Necesitamos nuestros tiempos. No hay otra forma de hacerlo.

Sin embargo, tras todo este movimiento de empoderamiento del paciente, resilencia y demás... solo pido una cosa: Que no nos dejen solos, que nos acompañen en el proceso y no nos pidan más de lo que harían ellos mismos.

"No permita que las organizaciones de salud le persuadan de que el logro de la salud física y mental es en gran parte un proyecto 'hágalo usted mismo'". James C. Coyne, psiquiatra.


Resulta interesante esa manera tan sibilina que tenemos de imponerle al discapacitado la obligación moral de sobreponerse voluntariosamente (con una energía sobrehumana) a lo que nosotros mismos no osaríamos afrontar ni con la mitad de coraje. Puede que sea uno de los triunfos de la buena voluntad de filántropo hipócrita: obligarle al débil a ser heroico para no tener que encargarse de él”. Andrés Barba


NO PUEDE IMPEDIRSE EL VIENTO. PERO PUEDEN CONSTRUIRSE MOLINOS (proverbio holandés)
Gracias Gema.


Y para que no digáis: Resiliencia: Los 12 hábitos de las personas resilientes
@AnaHid46 delimitó bien el concepto de La resilencia en su blog.

Segunda parte del post: (II) Psicología positiva: Un polo de la pila

Imagen: Por Eugene Hoshiko.
Imagen: Por Nick Ut, el 8 de junio de 1972. Galardonada con el premio Pulitzer.
Phan Thị Kim Phúc, activista vietnamita-canadiense conocida por ser "la niña del napalm" (fotografía de la guerra de Vietnam).
Imagen: Radwanul Hasan Siddique.
Libro: "La Buena Crisis. Reinventarse a uno mismo: La revolución de la conciencia" de Álex Rovira
Editorial: Aguilar. Grupo Santillana.
Páginas: 208
Primera edición: Octubre 2009

Tema relacionado:
#144 30 cosas que he ganado/aprendido con enfermedad crónica

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)



11 comentarios :

  1. La cita que haces de Andrés Barba es lapidaria y deja a todo nuestro entorno en calzoncillos.Uno la verdad es que está un poco harto de escuchar eso de "venga que tu puedes", "vas a salir mejor de esta", etc, etc Cositas de estas te las dice gente que cuando hace de Peter Pan y tiene que luchar lo hace frente a campanilla, mientras tu tienes que hacerlo contra Hook asistido por el equipo de rugby de mi pueblo (y que conste que Hernani no es un equipo cualquiera). Naturalmente que a un servidor le apetece ser Ironman pero cuando me levanto de la cama me conformo en llegar al water sin tambalearme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente compara con lo que conoce aunque no tenga nada que ver, como darle consejos inútiles a quien tiene alopecia (por el motivo que sea) porque a él "también se le cae mucho el pelo en primavera".
      Te presto mis zapatos ¿verdad?

      Eliminar
  2. Sin palabras me he quedado. Totalmente identificada con tu post y con el comentario de Incabot. Hoy voy a consulta con el cardiólogo porque me han encontrado "algo" "una masa" en el corazón. Además sigo teniendo secuelas neurológicas importantes de un brote de hace más de 2 años, empiezo a tener problemas renales (estadío 2)Mi querida sobrina de 16 años vuelve a estar atiborrada a cortisona y mi hijo pendiente de las pruebas tras volver a salir positivos los ANA y bajo el complemento C3. Pero oye, yo "ánimo" que "con el ánimo se sale de todo". ¿Se supone que si no mejoro es culpa mía? ¡Cuánta empatía! Gracias que estáis vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay situaciones realmente duras y con salir adelante cada día ya es mucho.
      "Ánimo" se queda corto y hasta molesta. Pero es que muchos tampoco saben qué decir y tiran de frases hechas para salir del paso.
      Te mando un abrazo grande para ti y tu familia.

      Eliminar
  3. Resiliencia es un concepto que se utiliza también en ecología (esa rama de las ciencias biológicas que se ocupa del estudio de los individuos y su entorno).
    Siempre me maravillé de los procesos naturales y una vez que estudié en la facultad este concepto fue más aún el encanto al comprender cómo algo tan complejo como un ecosistema puede sobrevivir a una perturbación y retornar a una condición igual o similar a la original.
    Imagino que este post tiene una segunda parte ¡¡espero ansiosa!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía ese uso de la palabra. Muchas veces recuerdo la frase de Parque Jurásico: "La vida se abre camino". Adaptación para compensar.
      Estás en lo cierto: "(II) Psicología positiva: Un polo de la pila".

      Eliminar
    2. Entiendo (o quiero creer, je) que hay diferencias en una y otra disciplina. La resiliencia en ecología es la capacidad de volver al estado inicial. Es más posible mientras más complejo el ecosistema. Si esa unidad no puede recuperarse de la perturbación puede seguir funcionando pero de otra manera, con otros componentes y distintas interrelaciones.
      En psicología me parece que no es así ¿cierto? Se trata de salir en una versión "mejorada" de uno mismo, je

      Eliminar
    3. "La vida se abre camino" ¡qué representativo de la estepa en la que vivo! Si vieras las múltiples adaptaciones de la flora para sobrevivir al viento!
      Podríamos buscar simbolismos con estos padeceres crónicos hasta cansarnos: Adaptación / fenotipo y genotipo / sucesión ecológica (y ya basta que me estoy recitando la lección de ecología I)

      Eliminar
    4. En psicología un trastorno de adaptación es cuando no te haces a un una situación de cambio (el divorcio de los padres, una nueva ciudad, una enfermedad...). Son muchas las situaciones que hay que superar en la vida.
      Resiliencia tiene que ver más con situaciones limites o potencialmente traumáticas de las que no solo compensas las pérdidas, sino que sales fortalecido o como dices acaba en una versión mejorada de ti.

      Eliminar
  4. Si, yo también estoy un poco cansada de que nos metan hasta en la sopa ciertas palabras, que terminan perdiendo el sentido.
    Y es que al final todo lo acabamos abusando en vez de usando.
    A mi me gusta la palabra resiliencia y, sobre todo, el concepto; me gusta como una forma de actitud ante la vida a la que mi meta es acercarme. Si tiene que ser una obligación permanente a la que estamos sometidos, además de tener una enfermedad crónica y a pesar de todos los golpes que da la vida ... me doy de baja. Y eso es lo que parece que es últimamente, una obligación :(
    Y si, la cita de Andrés Barba es lapidaria, me la he puesto en el escritorio del PC, no quiero olvidarla.
    Un besazo peque, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Todo lo acabamos abusando en vez de usando". Tal cual, de ahí el título.
      Y como dices, en nuestro caso ya parece que la resiliencia, la fortaleza y la buena actitud es una obligación 24/7. Y eso, ni los que están bien.
      ¡Besos!

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent