jueves, 31 de marzo de 2016

#170 ¿Qué te estás perdiendo? #FoMO

¿Qué es lo que se te ha pasado por la cabeza?
¿Era algo de tu día a día? ¿Alguna cosa que quieres hacer? ¿O lo que publican otros en internet?
Igual FoMO no te suena de nada (no confundir con mofo, que es una cosa fea mother fuckers ¡ups!) porque ahora hay palabrejas para todo; pero es el miedo a perderse algo (Fear of Missing Out).

Estar más atentos al mundo virtual
que a lo que pasa a nuestro alrededor

No estoy en contra de internet y las redes sociales ni mucho menos. Al contrario. No sé qué haría sin ello pasando tanto tiempo en casa.
Pero sí a favor de plantearse el qué y para qué, como tantas otras cosas. Al igual que me pregunto si necesito un ordenador, un portátil, una tablet, un smartphone y un iPod (en mi caso la respuesta es no).
Tengo quitadas la mayoría de las notificaciones de redes sociales y e-mails no personales (de hecho en el smartphone ni tengo en funcionamiento FB) y la mañana que tengo cosas que hacer fuera tengo la parte superior de la pantalla llena de iconos al volver.
Será que estaba acostumbrada a tener el móvil apagado durante la jornada de trabajo. Será que cuando no hubo problema con tenerlo encendido en otro sitio, pasaba gran parte del tiempo en una zona donde no había cobertura.
Será que ahora paso mucho tiempo sola en casa con internet como compañía (todo pasa por ahí: series, pelis,...) y cuando salgo quiero desconectar del 2.0.
¿Tu vida es menos interesante que la de los demás? El FoMO es ese malestar que tiene uno cuando ve en redes a conocidos en fiestas o lugares a los que no ha sido invitado, sintiéndose excluido. Cuando ve toooodo lo que hacen los demás y parece que nunca hace lo suficiente para estar a la altura, y se siente frustrado o decepcionado con la vida que lleva (por más que haga o tenga). O ver que los otros hacen algo que a uno le gustaría hacer pero que no puede porque está a otras cosas (los quehaceres de cada día vamos).
Porque no, esto no es nada nuevo, es solo que se ha "actualizado" y la sensación es más habitual al tener a la mano lo que hace el personal.
Antes cotilleábamos al vecino de al lado y ahora miramos su muro en secreto (o no).
Digamos que es una especie de "pelusilla virtual". Celos, envidia, decepción, soledad, frustración... que en realidad no tienen mucho sentido pero que nos incomodan casi sin darnos cuenta. Y empieza una comparación y competencia constante en la que está uno más pendiente de subir cosas al momento que de vivirlas, de leer la pantalla que de estar a lo que se está. Casi contar los seguidores o los likes que se lleva alguien ¿pero por qué no me han dado 300 RTs con lo bueno que es este tweet y al pavo éste lo entierran en "me gusta" con un "hola ke pasa¿"?.
Queremos ser omnipresentes, omnipotentes, omniscientes y omniloquesea. Estar en todos lados, saberlo todo, estar al tanto de todo... Y ES IMPOSIBLE. ¿Puedes estar en cada rincón del mundo para ver las maravillas que hay en cada callejuela? ¿Entrar a cada bar o probar los platos de todos los restaurantes habidos y por haber? Pues internet hay que equipararlo a cosas tangibles para entender su envergadura (y el tiempo que nos ocupa).
En mi caso ¿Para qué quiero un Facebook personal y ver todo lo que hace la gente que conozco cuando me paso la mayor parte del tiempo en el sofá? ¿Qué voy a subir yo? ¿la cocina recogida cuando haya sido mi logro del día? (dejo al margen mi aversión de verme públicamente).
¿Tiene sentido que alguien que desde la facultad tiene mi e-mail y mi móvil (por tanto mi whatsapp), me mande una solicitud de LinkedIn si nos felicitamos por navidad con suerte?
¿Que una ex-compañera de trabajo que también tiene mi móvil haga lo propio desde un portal de trabajo que tiene red social propia, si no hemos hablado desde que me fui?
¿Que no quedemos para un café pero me quieras en todas tus redes sociales? (que son unas cuantas).
A los niños y adolescentes se les controla el tiempo de tv e internet; pero si eres adulto hay que tener Whatsapp, Telegram y Line. Facebook, Twitter, G+ y por si acaso, Youtube. Flickr, Pinterest, Instagram, Snapchat. Dropbox y Google Drive. Skype y Periscope. Las cuentas de Hotmail y Gmail, que no sirven para las mismas cosas. Alguna red social deportiva (Runtastic, endomondo....), de pelis y series (Pordede...) y si eres soltero (o no) alguna de ligoteo (Tinder...), etc M-E-A-G-O-B-I-O.
Y creíamos que con MySpace y Messenger lo teníamos todo.
A mí lo que me da FoMO es la vida 1.0, cuando paso días con la familia, o salgo a gestiones y veo la luz,  las calles, la gente, el mar... y me doy cuenta de todas las cosas que me pierdo de verdad. Pero ese es otro tema.

Ilustración: Por Alfonso Casas.

Tema relacionado:
#85 ¿Practicas el #phubbing? Yo no
#93 Enredando amigos en la red

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


15 comentarios :

  1. No sé si por suerte aún no estoy totalmente enganchada al 2.0 o en realidad es que me he quedado trasnochada, pero cuando has empezado a soltar nombres de redes sociales me he perdido a la mitad. Voy a ser fuerte y superar la tentación de no buscarlas en internet :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja sé fuerte, sé fuerte y no las busques que hay muchísimas más. Uso y no abuso, esa es la (difícil) clave.

      Eliminar
  2. Las RRSS también tienen su parte positiva. A mí (que tampoco puedo salir demasiado) me permiten mantener, incluso recuperar, el contacto con amigos (que por la distancia o las circunstancias personales de cada uno sería imposible). También me han ayudado a conocer personas muy interesantes que enriquecen mi vida.
    Eso sí, yo soy la primera que (como sabes) me desconecto del 2.0 de vez en cuando, porque lo primero es mi vida 1.0
    En cuanto a lo que comentas de la "envidia" por la vida de los demás... bueno, todo hay que relativizarlo. Porque, en realidad, cada uno publica lo que quiere. Yo nunca publicaré una foto mía de un "mal día", pero el hecho de que siempre me veáis en las fotos con una sonrisa de oreja a oreja no significa que no tenga días malos. Así, el resto de la gente hace lo mismo, cada uno publica lo que quiere que los demás sepan de ellos. Y es que, si la gente te miente a la cara... ¿no lo van a hacer sin verte? Porque nadie tiene una vida perfecta y de color de rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la parte positiva hablaré más adelante porque para mí, es mucha.
      Tienes muy claras tus prioridades y haces un uso estupendo de redes. Y tengo muy en cuenta lo que me has dicho más de una vez cuando me agobio con el blog.
      Mi vida es perfecta: Rosa algodón de azúcar y unicornios por doquier. ¡Será posible! (tal cual, es un escaparate en que cada uno expone lo que quiere, como quien solo enseña sus tonos de gris a negro).

      Eliminar
  3. Siempre había sido alérgico a las RRSS pero mi reclusión hogareña triste y solitaria me ha traído hasta aquí, y he tenido suerte de encontrar a esta comunidad que desde luego no mostráis falsos mundos de colorines. Mi actividad internetera se ha disparado y tengo que reorganizarme porque se lleva muuuuucho tiempo que quiero naturalmente para otras cosas, mientras pueda hacerlas. La modernidad que hace que el móvil sea otro volcán de bytes me ha llevado a restringirlo de las redes, dejando justo justo el twitter y me he aficionado al modo avión sobre todo cuando estoy en relaciones sociales "de verdad" y estoy con mi mujer que es prácticamente la única persona con la que tengo tráfico telefónico. Tengo medio escrito un post sobre esto a ver si lo termino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego nos ofrece una ventana al mundo a los que pasamos horas en casa. Y encontrar una comunidad así (que muestra todos sus colores, aunque no siempre sean bonitos) es una gran ayuda.
      No se me pasará leer lo que estés preparando sobre el tema.

      Eliminar
  4. Cuando has empezado a mencionar redes sociales y otras herramientas al final de la entrada, me he estresado sola. Ese es mi nivel xD.

    Tienes razón en que el FoMO ha estado ahí toda la vida pero, como tantas otras cosas, se ha vuelto mucho más visible con la aparición de las redes sociales y con el uso que mucha gente hace de ellas.

    A mí me costó unos cuantos años, pero ahora estoy contenta con mi manera de utilizar y gestionar las distintas redes sociales en las que estoy (Facebook para el ámbito personal, Twitter y Flickr para los contenidos y LinkedIn y otras para el plano laboral) y con la gente a la que sigo, porque casi todos usan las redes de una forma bastante sensata y sin hacer de ellas un escaparate. Las "egocuentas", sean en la red que sean, me causan un poco de rechazo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te animas a hacer un listado con TODAS las que hay? jaja
      Me pasa igual con las "egocuentas" (me encantó), y me sorprenden algunas que son como el diario que te esforzabas tanto en esconder de la familia.
      Supongo que cada uno les da el uso que "necesita".

      Eliminar
  5. Hola, primero entre a facebook lo que fue una decisión meditada y aún hay muchos amigos y amigas que no lo utilizan (debo recordar a quien hablarle por wasap o facebook). Tengo pocos amigos en face, hay gente con 2 mil y apenas llego a 190, un porcentaje es de gente del mundo que tiene narcolepsia, otros de los trabajos y amigos de esos que veo o charlo virtualmente por los 1200 km que nos separan. Para la narcolepsia me ha sido útil pero....los password? jeje los tengo escritos en papel, tuve que dejar de participar como moderadora de RareConnect por olvidar la contraseña. En cuanto a las personas que viajan o tienen grandes fiestas y siempre sonríen para la foto, lo he visto en directo y es apenas un instante ( el de la foto para subir a las redes) luego su vida es como la nuestra pero lamento que haya quienes miden la capacidad de éxito/sociabilidad/triunfo por una foto ;) Rescato de las redes esto: llegué a este Blog y me maravillo con tus escritos, entonces vale la pena. Con moderación y sin agregar estrés!! Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese consejo de que hay que tener un password para cada cosa creo que es de cuando solo teníamos dos pins (tarjeta y móvil) y contraseña para un correo :D También me ha pasado y lo que no tengo anotado lo pierdo.
      Para mí han supuesto ver más realidades, tener una increíble red de apoyo, y cuando me decís cosas así me animáis un montón a seguir adelante. ¡Un besazo!

      Eliminar
    2. Je, yo que me acordaba de todas mis contraseñas....menos mal que las apuntaba porque si no ahora no hay manera.

      Eliminar
  6. Interesante, como todo lo que escribes.
    Desde que volví a trabajar apenas tengo tiempo de estar por las redes, y cuando vuelvo tengo esa extraña sensación de haberme perdido información, de no estar al día, de vivir en un mundo rutinario.
    Para mí la redes sociales son desconexión de mi día, de mi rutina, y reconozco que las echo de menos, me considero una viciadilla del móvil!!! Si no fuera por mi escaso tiempo libre, pasaría mucho más tiempo en ellas; pero sí que es cierto, que no me va la vida.
    Un besazo mi niña, a ti también te echo de menos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que eres la viciadilla del móvil jaja Tiene muchísimas cosas buenas. Pero también consume mucho tiempo y hay que usarlo con "sabiduría", que no es fácil porque llama como los cantos de sirena.
      Yo también te echo mucho de menos *se abrazan*.

      Eliminar
  7. Probablemente este no es el post en el q escribir esto, pero no se, si ese lo has escrito. Disculpadme.

    A mi lo q de verdad me angustia infinitamente es el final:

    "A mí lo que me da FoMO es la vida 1.0, cuando paso días con la familia, o salgo a gestiones y veo la luz, las calles, la gente, el mar... y me doy cuenta de todas las cosas que me pierdo de verdad. Pero ese es otro tema."

    Por supuesto q eso duele y duele muchisimo, y ya, con lo q no puedo, d ninguna manera, es q mi hija de 2 años, pasa todo el dia en casa de mi madre y mi hermano, hasta que por las noches, mi marido, cuando vuelve del trabajo, la trae a casa, y yo, con muchisimo esfuerzo, me levanto de la cama, para poder estar un ratito con ella.

    Me estoy perdiendo ver crecer a mi hija y eso duele, como no puedo ni describirlo.

    Os pasara a mas. Como lo haceis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esa es la vida con el Síndrome de Fatiga Crónica... Te respondo aquí , que es el sitio más apropiado.

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent