jueves, 14 de abril de 2016

#174 Se ve oscurito por aquí #Depresion

A veces se va abriendo paso poco a poco. 
A veces sabes el momento exacto. 
A veces sabes que te rompiste y tardas en admitirlo. 
A veces simplemente lo ves todo oscurito.


Y no faltan motivos.
Primavera, otoño y navidades son la temporada alta de la depresión.
Yo soy de las que invariablemente cae en otoño pero (dejando los brotes a parte) para navidades empiezo a remontar y para la estación de las flores me vengo arriba (aunque ahora signifique que los UVA van aumentando sigilosamente desde marzo). Este año el frío llegó tarde y supongo que el bajón también lo hizo; y se ha instalado mucho más tiempo de lo que esperaba.
No huelo el sol por el lupus. He tenido la vitamina D y la B12 por los suelos. Las catecolaminas altas, sugiriendo un tumor (a veces no sé si hay cosas que no deberían decirlas hasta que estén confirmadas. En mi caso el efecto de una medicación ha provocado lo contrario de lo que suele pasar, que es que bajen).
En consulta me dicen que es una depresión claramente "biológica" (resultado de las alteraciones de mi cuerpo), en el papel que es "psicógena" (cómo llevo la(s) enfermedad(es)).
Me canso con respirar y parpadear al mismo tiempo. Y quiero hacer mil cosas como siempre hice aunque mi cuerpo dice NO a las más básicas. Así que algo que tenía controlado, se ha colado al final en mi casa: La frustración.
No sé si es por el deporte que hacen en mi TL, los viajes... (no se ven los que no hacen, es cierto), Pero era algo que tenía bastante asumido. He aprendido a no compararme y a poner los límites para que el SFC no me coma porque como leí hace poco: "La vida con SFC es como vivir en una cápsula (espacial) donde si das un paso fuera afrontas las consecuencias" (@TweetTipsForME).
Y sin embargo, no doy valor a mis pequeños grandes logros (que tengo que recordarme que lo son).
Decepcionada porque tras tres años en neurología estoy prácticamente en el mismo punto. Cabreada porque algunos antes se llevaban las manos a la cabeza y ahora lo quieren normalizar por ser la excepción de lo que conocen.
Empiezo a sentirme culpable por no mejorar cuando (casi) todo el mundo me dice que "debería" hacerlo.
Quizás me han repetido tanto lo de la depresión que me lo he acabado creyendo. Aunque ahora que sí es cierto no ayuda que en cada visita a AP pregunten cuándo me van a quitar los antidepresivos (que empecé a tomar por el dolor neuropático y han aumentado la dosis como es lógico, no lo sería empezar con otro nuevo para el ánimo). Parece mentira que cuando hace años ella me mandó unos al diagnóstico de la Fibromialgia, fui yo la que al tiempo le dije que me los quitara porque de ánimo estaba bien y para el dolor no me hacían nada.
Fuera de la discusión de qué fue antes si el huevo o la gallina (la relación de la depresión con ciertas enfermedades crónicas), ésta es una carrera de fondo en la que en algún momento tropiezas y caes.
No se puede mantener el buen ánimo o la actitud en todo momento. O yo al menos no puedo.
Los que me conocéis sabéis que tengo sentido del humor, que bromeo mucho... pero eso no quita los meses que me he pasado con ganas de llorar "sin motivo" al caer la tarde.
Ahora no tengo ganas de llorar pero aún siento una losa sobre mí. 
Y todo lo que nos rodea no hace más que recordarme que soy una guerrera sin espada. Y es que además también hay que lidiar sin fuerzas con muchas situaciones que son injustas y que pasan factura tarde o temprano.
Los amigos que se quedaron en el camino forman parte del pasado. Pero últimamente soy muy consciente de que los que están no están, es más que una distancia física.
Quien tendría que facilitarte la vida, te la complica notablemente sin necesidad alguna. Cuando lo único que quieres es pasar de puntillas porque con lo tuyo ya tienes bastante. Con que no te hagan la puñeta con dramas ajenos te vale, que tú no has elegido papel.
Son tantas, tantas cosas que...
Sé que en algún momento me asomaré. Pero de momento paso tardes en las que el tiempo no avanza, en las que lo veo todo oscurito y solo quiero dormir aunque no pueda y que llegue el día siguiente; para volver a sentir lo mismo.
Sin embargo, si algo me ha enseñado la depresión es que no es más que un cruel juego de la mente.
Y no me rindo. Solo estoy cogiendo fuerzas para descabezar demonios en la oscuridad antes de que surjan otros.

Imagen: por Agus. Algunos conoceréis a Agustina Guerrero como @LaVolatil: Diario de una volátil (yo no miento, exagero). Diseñadora gráfica y dibujante argentina que vive en España sabe de esas cosas cotidianas que no se dicen en voz alta como nadie. Algunas veces tierna, la mayoría te arranca la sonrisa.

Temas relacionados: 
#78 Relaciones tóxicas: No te envenenes
#106 Que los momentos duros no te hagan olvidar que...
#117 Universo de emociones (y DM Salud Mental)
#167 La quinta estación (o la que no empeore los síntomas)

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


20 comentarios :

  1. Vamos cariño. Estos momentos negros en los que muchas veces nos vemos sumergidos y por mucho que querramos parece que no salimos a flote...
    Tú eres fuerte, muy fuerte. Y sé que saldrás de esta más fortalecidad si cabe aún.
    No olvides que eres muy importante para muchas personas y eres mi AMIGA 4ever.
    Un achuchón suavecito pero con mucho amor. :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decirte muchas cosas pero solo puedo resumirla en una: Gracias por estar siempre ahí.
      Me llegan tus palabras y tu cariño. Un besazo, de corazón.

      Eliminar
    2. La mente pasa por muchos estados; este sólo es uno de ellos. Saldrás de ahí, todos lo sabemos. Y aquí te esperaremos...
      Un abrazo fuerte y suavecito al mismo tiempo. :)

      Eliminar
    3. Mientras ese abrazo y tus palabras reconfortan. ¡Gracias Lou!

      Eliminar
  2. Hola... No suelo dejarte comentarios (aunque me encantan tus posts) porque mis energías son muy limitadas y me cuesta muchísimo redactar una simple frase, pero hoy tenía que pasarme por aquí para dejarte algunas palabras. Eres muy grande y, a veces, hasta los más grandes caen... Es normal. Supongo que casi tod@s l@s crónic@s hemos pasado por esos momentos de depresión, frustración y de dudar de nosotros mismos... Pero como dice Ana, eres una persona muy fuerte (sólo hay que leerte para saberlo) y haces un trabajo genial con este blog, así que inteta ignorar todo lo que no esté en tus manos mejorar y céntrate en lo que sí. Esto también pasará. Cuídate mucho!! Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos consejos, para no perderlos de vista. Te lo agradezco muchísimo porque sé lo que a algunos os cuesta escribir. ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  3. Leer este post me ha hecho viajar en el tiempo. Los lugares oscuros no me son desconocidos, años me he pasado en un túnel larguísimo y sin iluminación desde muchísimo antes de mi diagnóstico, sin médicos, sin tratamientos y con mi mente bloqueada para todo. No tengo frases para indicarte nada porque se que ahí ni los neones ni los amplificadores hacen efecto y que uno sale solo cuando decide hacerlo y no se sabe ni como ni cuando ocurre. Lo lamentable es que aparte de tu mente también tengas que luchar con tu cuerpo. Aunque no tengas espada estoy seguro que darás un oportuno zarpazo y como indicas en la ilustración te asomarás y ahí estaremos los demás para los aplausos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego hablas como quien ha estado ahí. Y es muy difícil sin "muletas", lo sé bien.
      Como bien dices, no sé ni cómo ni cuando, pero nos "vemos" a la salida (y nos daremos aplausos mutuos, que aquí todo el mundo tiene lo suyo).

      Eliminar
  4. ¿Acaso no es normal bajonearse cuando uno tiene una o más enfermedades crónicas que nos joden la vida? ¿acaso no es saludable hacer el duelo en cada brote fuerte como lo es llorar la muerte de un ser querido? OJO! siempre y cuando no nos arrastre de modo crónico también a la negrura total.
    Como todo buen escritor, lográs poner en palabras cosas que nos pasan e interpelar a tus lectores.
    ¡que la oscuridad se transforme en penumbrab y luego en solana (sin UV) cuando sea el tiempo correcto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto. Tenemos que pasar por ello, darnos nuestro tiempo y sobretodo, no estancarnos en ello.
      ¡Me ha encantado la última frase! Muchas gracias por estar ahí.

      Eliminar
    2. Gracias a vos por escribir pensando y cuidando tus lectores ;)

      Eliminar
  5. Eres especialista en descabezar demonios y alumbrar cuevas y esta vez no será menos, aunque se resistan (y mucho) tú ya sabes que vas camino de la luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo he apuntado en un sitio especial para no perder la perspectiva. GRACIAS.

      Eliminar
  6. Hola guapísima !!! Creo que el que más o el que menos hemos tenido nuestros "bajones". Yo también he tenido etapas en las que se me han llegado a juntar muchas cosas negativas a la vez, pero en esos momentos más duros, me decía... esto no es para siempre, un día veré la luz y de esa forma podía coger las fuerzas necesarias para seguir.
    Un abrazo y ¡¡TÚ PUEDES!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me digo a veces, que ya sé lo que es y siempre he salido adelante porque "no llueve eternamente". Muchísimas gracias Ana, lo tendré presente, ¡yo puedo!

      Eliminar
  7. Como te entiendo pequeña! Esos días en las que una llora sin sentido, o por lo menos sin ser consciente de cual es el motivo real. Esos momentos en los que los que están no están. Bueno,mejor dicho, esos momentos en los que te das cuenta de que son muy pocos los que están aunque parezca que no es así. A veces una encuentra más apoyo en las redes que en tu entorno. Todas tenemos estas caídas y no por ello debemos sentirnos culpables. Como yo digo, tenemos derecho tb a caernos siempre y cuando sea para después levantarnos con las fuerza. Yo estoy (analitica mente) bien desde hace bastante tiempo y sin embargo la mayoría de las veces no puedo conmigo. no puedo con el aburrimiento, con la incertidumbre, no puedo con la rutina obligada que tenemos. Hay días que no quiero levantarme porque se que no me espera nada nuevo al día anterior. Sofá, tele, dolor al intentar aparentar que soy una buena ama de casa y a esperar que todos llegan contando te lo maravilloso que son sus días, sus amigos y sus historias.
    Eres fuerte, todas lo somos. Permítete caer pero deja que las que te apoyamos te ayudemos. Pídenos ayuda. Escríbenos cuando te sientas así. Y si no te apetece mándanos a tomar viento fresco que seguro que nos dará para nos risas y así restar un rato a las horas del día. Arriba ese ánimo y ya sabes donde estoy para lo que necesites. Un beso wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es.Tal cual lo has explicado.
      Además yo soy de "llevar la procesión por dentro", de hecho no quise escribir sobre la depresión cuando peor estaba.
      Gracias por estar ahí, que sé que estamos a un MD de distancia. Un besazo.

      Eliminar
  8. No te voy a decir nada. Se de lo que hablas y ... no queda otra que esperar como se puede a que escampe (al menos yo no tengo otro remedio).
    Sabes que estamos aquí, sabes que nos importas y que te entendemos en muchas cosas. Por ti, y también por nosotros, poco a poco te asomarás, eso lo tengo seguro, pero espero que sea muuuuy pronto.
    Un beso, grandote, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé los que están y los que no están y te doy las gracias por estar siempre ahí, por tener las palabras justas para quien lo necesita. Eres un gran pilar para nosotros (y especialmente para mí). Un besazo

      Eliminar
  9. Que puedo decirte que no te hayan dicho ya.Quien es capaz de ver su vida totalmente truncada,sin esperanza de curación,como mucho algunos meses de respiro en los que tu cuerpo parece que te permite ser " mas persona sin sentirte atrapada en él" y no sentirte deprimida? Recuerdo mi primera visita al psiquiatra ( conseguida urgente por una buena amiga y anestesista del Servicio en el que trabajaba y a quién acudí para que me pusiera lo que fuera para dormirme profundamente ..... mi cuerpo y mi mente necesitaban imperiosamente descansar) a quien yo le decía que no estaba deprimida,que yo estaba desesperada que era muy distinto!!! Tuve que aceptar que tenía una depresión Mayor ( las depresiones pueden ser endógenas o exógenas) y con mala respuesta a los antidepresivos por las severas intolerancias ( aún no tenía el diagnostico de SFC/EM).Tuve la suerte de ser tratada durante años por un gran profesional ( hasta que se jubiló) pero en ningún momento me sentí culpable.Porqué iba a hacerlo? Las enfermedades me eligieron a mi y no al revés,asi que necesité hacer cambios en mi vida,aceptar las renuncias y llegar a la conclusión de que si los mas cercanos no lo entendían,era su problema y no el mio.Exteriorizar coml te sientes es muy beneficioso y si no puedes hacerlo en una conversación,hacerlo por escrito como yo lo he hecho con mi marido en mas de una ocasión también ayuda a superarlo.Tu lo haces en tu blog de una forma que nos llega a enternecer.Date tu tiempo,el que necesites y poco a poco saldrás a la claridad ( si UVA y sin demasiada luz) y ahí estaremos nuevamente compartiendo experiencias mas positivas.Nunca he sido una guerrera con espada,pero si (como dice una buena amiga) con un par de ovaricones.Bajones y subidas son compañeros inseparables de nuestras enfermedades crónicas y tan limitantes
    Para tu Dra. de AP yo tengo una respuesta muy clara: me quitarán los antidepresivos cuando encuentren un tratamiento que me mejore lo suficiente para no necesitarlos !!! Yo como tu no soy muy creyente, pero necesitamos un milagro.Puedes contar conmigo también,ya sabes como contactarme.Un beso muy suave

    ResponderEliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent