#5 ¿Quién me ha robado la Navidad?

Quien no me conozca, bien podría pensar que no me gusta la Navidad. Incluso quien sí me trate podría creer que simplemente me he contagiado por ese desencanto general que hay con las Fiestas (vale, tan comerciales como las queramos hacer... Yo no como hasta reventar y compro regalos con ilusión. Lo que no se puede es "vivir" dos meses y medio el espíritu navideño, por más que nos lo vendan).
Aunque siempre he disfrutado de mis momentos de soledad, era muy sociable. Y eso se traducía en tres o cuatro comidas/cenas de antiguos trabajos y el actual, más las que encartara (o cafelitos) con las amigas; Nochebuena y Navidad con la familia (a veces aquí, a veces a kilómetros), salir en Nochevieja después de las uvas con mis padres. Un Año Nuevo de sofá y comida informal (a veces con merienda con unas amigas, según donde me pillara). Y algún año, cabalgata y/o roscón de Reyes o al menos mi adorada taza humeante, con la excusa para quedar. Añade varias salidas para las compras navideñas, probarte ropa para los eventos montones de veces, si tienes que comprarte algo más vuelta a salir... y el trabajo. Pues el ajetreo más o menos que lleva todo el mundo en estas fechas (de las que se queja mucho la gente, pero nadie quiere aflojar).


   El Lupus, el Síndrome de Fatiga Crónica o la Fibromialgia bien podrían ser 
El Grinch


¿Quién me ha robado entonces la Navidad?
Cada año las celebraciones eran peor tras aquella Nochevieja. Diciembre y Enero con brote (de todo) y lo que tardaba en recuperarme.
Fui dejando de ir a la cenas de otros trabajos. Fui dejando de salir en Nochevieja. Fui dejando de...
8 años desde aquella mononucleosis. Poco a poco mi Navidad significa del 23 al 27 (día más, día menos), cuando viene y se va la familia de mi hermana (porque ya no viajo tantas horas en estas fechas).
Me organizo todo con táctica militar. Las tareas de casa, las compras, los días para hacer la maleta (nos juntamos en casa de mis padres)... con los imprescindibles descansos.
Celebramos Nochebuena y Navidad.
Acabo con brote en Diciembre y Enero (y eso que ahora no trabajo). Confiando en que sean menos días, menos intenso, en que me recupere antes.
Pero no hay nada como oír las risas de mis sobrinos al pegarnos monigotes en las espaldas y hacernos los sorprendidos, tras años de sólo descubrir la inocentada de las noticias o las redes sociales.

Todo tiene una ventaja. No sabéis lo que me ahorro en ropa, comidas y cafés.
Espera... que se me va en medicinas, protectores solares, colirio...
Pues las gallinas que entran por las que salen, oye. Y me gustaba más el ajetreo, la verdad.

Tema relacionado:
#57 La lista de la compra: Lo que no cubre el SNS
#155 Mi cuesta de enero dura unos meses (brote de SFC)

Imagen: de la película How the Grinch Stole Christmas (2000). El Grinch.

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


6 comentarios :

  1. Ay, chica... Yo empezaba las navidades el 20 de diciembre y las acababa el 6 de enero, pero a tope, sobre todo de fiestas y juergas, de no para casi en casa... Tampoco era lo apropiado, y luego me duraba la resaca 15 días... Ahora, lo único que busco y me hace feliz es la tranquilidad, y estar con mis chicos, aún así he podido "soltarme un poco la melena", e ir con ellos a algún festival infantil, compras y tal, pero acabando exhausta... feliz, pero exhausta...
    La verdad que tanto la navidad de la Ana del pasado, como la Ana del presente tienen su encanto... O yo intento verle el lado bueno a todo, no sé... imagino que vá a ratos... Aunque sí es cierto que me gustaría poder hacer más cosas con mi familia, compartir más momentos especiales navideños o no, y muchas veces me tengo que quedar yo en tierra, porque no hay fuerzas...
    Voy a tener que hacer otra cajita para guardar cucharas, para las próximas Navidades u ocasionales especiales, y echar mano de ellas cuando las necesite... Estaría bien, eh??
    Un abrazo y a seguir con el blog, que es genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una caja de cucharas para llenar la Caja de Recuerdos ¡Me gusta!
      Creo que os va a gustar "La tortuga que podía volar" (próximamente por aquí)

      Eliminar
  2. Si cuento que ya soy más vieja (y supongo que más desencantada), me desaparecen esas comidas con gente de otros trabajos o gente que solo ves una vez al año, las salidas de nochevieja y otros trasnoches, las "comilonas" con mucho dulce ...
    Pero deberían quedar muchas otras cosas, así que a mi también me han robado la Navidad 😮; pero la razón para mi no es la fatiga que luego me dura dos semanas, o los dolores posteriores. Perdida de la ilusión, me temo 😔.
    Disfruta de tus sobrinos, de tus padres y hermana, no es cierto (por lo que leo) que te hayan robado la navidad, es que se ha reducido (a la fuerza) a lo importante de verdad y, eso si, es muuuuucho más cansada.
    Un beso grande, no dejes de escribir.

    ResponderEliminar
  3. Me han tocado mucho tus últimas palabras...
    Con los ánimos que me estáis dando no puedo dejar de hacerlo. No sabes lo agradecida que estoy por todo el cariño que me está llegando <3

    ResponderEliminar
  4. Aquí me tienes por este canal, ya te dije que te espiaba por rss pero internet se me está haciendo gigantesco. La navidad es para disfrutarla sin darle la gigantesca importancia que le dan los medios. Momentos para estar con los tuyos al menos juntos una vez por año porque todos andan desperdigados con sus vidas, está bien que haya un tiempo "institucional" para juntarse. Si nos pilla mal que vamos a hacer, no habrá ganas pero seguro que nos gusta que nos visiten y esos si: los niños son la estrella de la navidad, ahí comparto plenamente tus ideas. Tengo una colección estupenda de sobri-nietos en la que especialmente uno (2 añitos, el más pequeñín) me tiene con la baba colgando permanentemente. Disfrutemos lo que nos gusta y pasemos de las obligaciones impuestas que tienen estas fechas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, aunque hay que tener en cuenta que aún gran parte del peso de las celebraciones familiares cae en las mujeres de la casa (y las enfermedades de las que más hablamos aquí afectan principalmente a mujeres): Para muchas es difícil simplemente pasar de esas obligaciones.
      A ver si a la gente no se le olvida lo que realmente son estas Fiestas, y las disfruta (con o sin enfermedad)
      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent