lunes, 23 de marzo de 2015

#37 El perrito se ha hecho grande

*Revisado 11-04-2017*

Los cachorros-juguete que sirvieron como el perfecto regalo de Reyes empiezan a crecer
Ya no son tan graciosos porque quién no se hizo con ellos de forma responsable, empieza a darse cuenta de que se hace sus cositas por toda la casa y hay que educarle. Que lo muerde todo y hay que enseñarle. Que no aprenden solos a qué muebles no deben subirse. Que hay que atender sus necesidades porque la comida y el agua se gastan. Que hay que bañarlos, cepillarlos, desparasitarlos... que el veterinario, sus vacunas y su alimentación cuestan dinero... Que hay que emplear tiempo en sus salidas diarias. Y sobretodo, que demandan mucho cariño y contacto.



Llegan las vacaciones y muchos de esos perritos, pero también adultos, serán abandonados por aquellos en quienes desgraciadamente confían.
La historia se repite año tras año, sobretodo ahora y en verano, y no sólo con los perros. También ocurre con los gatos, en una falsa creencia de que se desenvolverán bien viendo a sus primos callejeros.
La diferencia es que estos animales no saben obtener comida y agua apta. Siempre la encontraron en el mismo rincón. Mueren de enfermedad y hambre.
Los perros que son abandonados junto a carreteras y gasolineras diría que corren aún peor suerte. Porque a menudo antes de morir, pasando por lo mismo que ellos, quedan malheridos en cunetas por largos periodos de tiempo.
Unos y otros quedan marcados por una pregunta que se ve en la tristeza de sus ojos. No entienden nada. No entienden por qué.
Algunos humanos tampoco lo entendemos. Como tampoco entendemos algunas formas de maltrato contra estos y otros animales. La maldad no tiene límites.
Pero afortunadamente la bondad tampoco. Y hay mucha gente que se mueve y busca hogares de acogida o definitivos. Veterinarios que se dedican a curar las heridas; a veces acaban con el sufrimiento. Voluntarios que los pasean, limpian las instalaciones donde tienen un techo y comida en espera de otra oportunidad. Personas que se ofrecen a cuidarlos mientras se recuperan o a que formen, de manera definitiva, parte de sus vidas.

Hay muchísimas pero una asociación con la que se puede colaborar, por ejemplo, es SalvanOS (SOS), que no dispone de sede para ahorrar gastos. Funciona con casas de acogida hasta que se encuentra hogar definitivo para perros y gatos pero, como veréis, son muchos.
Seguro que en tu localidad se puede hacer algo por ellos también. Aunque sea periódicamente llevar comida o aportar donativos. Pregunta qué tipo de ayuda necesitan en este momento, porque siempre es bienvenida.
Y sobretodo en vez de comprar, adopta. Y antes de adoptar, piénsatelo bien. Es una responsabilidad, una vida lo que está en tus manos. Cuídala. Y cuídala bien.
No se puede explicar con palabras los momentos que se viven junto a nuestros bichillos. Nos devuelven mucho más de lo que nosotros les podamos dar a ellos.

'Gift', "Regalo", un cortometraje sobre "Sé responsable. Regala, adopta sabiamente". Por favor, míralo hasta el final.



Actualización (15-05-15): Un asociación, World For All, usó una cámara para dejar constancia de la vida de un perro callejero. Hay quien quiere creer que aquí es mejor. Un animal doméstico en la calle, es una vida de tormento en la calle. Quien no ve es porque no quiere ver.



Actualización (08/06/15): Carta de un trabajador de una perrera de Madrid Estas cosas siempre las leemos los que lloramos. Quien lo hace, ni lo lee ni le importa. Y esa es la triste realidad.


Imagen: por Brian Batista. The Tattoos & Rescues Project
              En cada instantánea puedes acceder a su álbum de fotos y en 'read more' leer (en inglés)
              la historia del perro antes de ser rescatado por un humano, que rompe con los
              estereotipos sociales que aún existen alrededor de las personas tatuadas.
              Estas son historias de amor desinteresadas.
Video: 'Gift'. A short film about Be responsible. Give, adopt wisely.
        "Regalo". Cortometraje sobre Sé responsable. Regala, adopta sabiamenteProducido por DeadLens Picture.
Video: A Street Dog's Life por World For All Life

Tema Relacionado:
#92 Solo si es contigo (#NoAbandonesAdopta)
#143 Mi viejo amigo, mi perro


Si te gustó, +1. Si socializas, comparte Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


4 comentarios :

  1. Hola peque,
    muy buena la reflexión de tu post, y muy oportuna en estos días.
    Mi familia siempre tuvo perros y gatos; en un pueblo y con tíos cazadores eran una parte más de la familia que cuidaba la casa, cazaba ratones, ayudaba en la caza y jugaba con los niños.
    Nunca se abandonó un animal, nos enseñaron a educarlos, a reñirles, a premiarles e incluso a matarles cuando estaban muy malheridos para que no sufrieran.
    Que lejos veo eso cuando veo la "mascota" de reyes de algunos vecinos, que desaparece extrañamente al llegar las vacaciones.
    A veces me desespera ver la falta de sentido común y las sensibilidades mal entendidas de esta sociedad.

    Pero me quedo con lo positivo, poder ayudar con donaciones a las sociedades que se preocupan y hacen algo para paliar este problema.
    Gracias por compartir esto.
    Un besazo, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras demuestran compasión y respeto.
      Recuerdo que de nosotros se reían por quedarnos sin vacaciones al estar el perro enfermo. Hay quien no entiende que sea uno más de la familia.
      Me cuesta comprender que no se creen vínculos con un animal con quien convives de alguna manera. Pero lo mínimo, es que esté atendido y bien tratado. La gente debería asumir que una vida es una responsabilidad. Y si no está preparada para cuidarlo, que no lo tenga. Y si no puede hacerse cargo, debe buscar quien pueda hacerlo.

      Eliminar
  2. La gente no entiende la responsabilidad que conlleva tener una mascota. Yo siempre he querido tener una desde pequeña, pero entendía que no era el momento, mis padres no tenían porqué responsabilizarse de un capricho mío (además que no podían) y yo, no tenía el tiempo suficiente para él entre el cole y actividades extraescolares. Nunca me quejé, ni lo pedí con insistencia. Si yo lo entendí con 10 años ¿Cómo no lo comprenden "los reyes magos" que ya están más creciditos?

    ResponderEliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent