domingo, 3 de julio de 2016

#194 Yo me caí de un sexto y me maté #mascotas

*Actualización 13-11-2016 *

No me resulta nada fácil escribir esto. De hecho llevo meses para hacerlo y aún no sé cómo enfocarlo.
No hay manera de dulcificarlo. Los accidentes a veces ocurren. Pero no por eso deja de ser impactante e intentaré no dar muchos detalles.
Pero sí quiero hablaros de varias cosas de cara al verano a raíz de esto (y en previsión de los meses de invierno, ya puestos).

Salí a comprar unas cosas y tras dejarlas en casa volví a salir porque no había encontrado lo que necesitaba mi hámster y no quería llegar al lunes sin ello.
Al volver vi gente agolpada y un hombre con un perrito en los brazos, vi sangre en el suelo y lo primero que pensé es que lo habían atropellado.
El hombre acercaba la oreja al pecho, a ver si latía el corazón y seguía llorando. A uno de mis vecinos le vi la cara descompuesta y me llamó la atención porque es hombre hecho a todo.
Cuando conseguí entrar en casa rompí a llorar. Ese perrito era perrita. Un día se me coló en casa cuando abrí la puerta para irme a trabajar. No llevaba collar y le estuve mirando las orejas a ver cómo las tenía para saber si estaba abandonada. Como estaba bien pensé que se habría perdido hacía poco y decidí llevármela en el coche (entonces aparcaba en garaje y estaría fresca) para no llegar tarde y ver luego lo que hacía con ella.
Al salir le pregunté a la vecina que estaba limpiando el bloque y resultó que era de ella, que siempre la tenía suelta mientras limpiaba. "Si se pierde mi hijo me mata, con lo que tiene con ella".
Pues el hijo estaba ahora allí años después, llorando y gritando. Porque la mujer olvidó cerrar la puerta del salón y el animalito se cayó por la terraza desde un sexto, rebotó en un coche y en la pared.
Así que mientras oía las voces, los llantos y demás, solo podía dar gracias a que no hubiese sobrevivido y se hubiese ahorrado más agonía.
El fin de semana que pasé no se lo deseo a nadie.
Solo podía pensar que menos mal que no me pilló en casa porque no me quitaría en la vida los sonidos de la caída. Imaginaba la situación una y otra vez.
Cada vez que pasaba alguien comentaba sobre lo ocurrido con detalle. Y vuelta a empezar.
Cuando se hizo tarde y ya no había nadie en la calle, me hice al ánimo y limpié los restos de la perra a base de cubos de agua (de los dolores al día siguiente no hablamos).
No pude quitarlo todo pero lo dejé lo mejor posible porque me ponía en el lugar de la mujer limpiando al día siguiente...
Rara es la semana que no pienso en la perrita. Como aún me acuerdo a pesar de los años de la gata callejera que se metió en mi coche y que creo que murió una mañana al arrancar uno.

Cuídame, protégeme desde el primero hasta el último de mis días

Nadie nos obliga a tener animales en casa. Debe ser una decisión consciente y responsable. Y si no te ves capacitado para ello NO PASA NADA. Repito que no hay obligación de tener mascotas si no las vas a cuidar como necesitan.
Hablo principalmente de perros y hámsters porque es lo que conozco pero los gatos y otras mascotas tienen sus propias circunstancias y cuidados. Dejo una serie de tips desordenados (no es un listado exhaustivo ni mucho menos), que vienen a resumir una sola idea: Es una vida que está en tus manos.
  • Plantéate antes de hacerte con un animal para qué lo quieres todo el día fuera de casa en una terraza o en una bañera (como una iguana cuando se hace grande). Los hámsters hacen ruido por la noche, los hurones soportan muy mal el calor, las tortuguitas crecen... Infórmate primero de sus hábitos y cuidados. A lo mejor no es el tipo de animal que necesitas.
  • Proteger las patas del contacto con la nieve si no está acostumbrado y del asfalto en verano en las horas centrales del día (en ambos casos puede producir quemaduras).
  • Los hámsters (domésticos) no aguantan temperaturas extremas. Son delicados. No necesitan vacunas y no suelen enfermar pero hay que estar pendientes de pérdida de pelo, bultitos, infecciones de oído u ojos, etc... No los dejes en corrientes, ni al sol, Alguno ha muerto también por el frío. 
  • Ten cuidado con las alturas (trepan o se dejan caer y son grandes escapistas). Son blanditos y rebotan  pero en ocasiones se parten las patas o mueren por daños internos a causa de la caída.
  • Yo particularmente no soy amiga de las bolas de plástico para hámsters. Son animales que no tienen muy buena visión de por sí y dentro no pueden oler, por lo que van casi a ciegas chocando con los muebles si no tienes cuidado. Además el tiempo dentro es limitado porque la ventilación es escasa, se acumula calor y vaho. Hay otras opciones para que den su "paseo" fuera de la jaula.
  • Cuidado con los cables en el suelo. No solo con hurones, conejos, hámsters... Perros y gatos, especialmente de cachorros, los mordisquean y les puede dar descarga. 
  • Maniobra si se atraganta tu perro:

  • Prevención caída del balcón. Piensa como si fuera un niño pequeño. Prevé por dónde se podría colar, subir o saltar y pon medidas físicas (en las tiendas de bricolaje hay muchas alternativas para cercar). Con gatos y otras mascotas toma además precauciones con las ventanas.
  • No dejes a los animales en la terraza o la azotea con temperaturas extremas durante horas, sin ningún tipo de techado que de sombra o proteja de la lluvia o la nieve (parece de perogrullo pero se ve que no: No es el primer perro que salta de una azotea por este motivo - y se mata. Se les llama "suicidios caninos" pero en estos casos (y en otros abandonados a su suerte), el animal no se suicida, está intentando huir desesperadamente.
  • Actualización 12-07-2016: Un perro se arroja por el balcón tras pasar horas al sol y sin agua). 
  • SIEMPRE tiene que tener acceso al agua. Si no tiene comedero en todo momento y la comida se la pones a determinadas horas, asegúrate de llevar unos horarios para que coma regularmente y si es necesario ponte alarmas (como yo, por la memoria).
  • Si se te cae alguna pastilla al suelo asegúrate de encontrarla y recógela para que no se la traguen accidentalmente (Actualización 14-07-2016: En programa Veterinarios al Rescate sale el caso de un gato que muere por intoxicación de Paracetamol).
  • Las mascotas también son víctimas de la violencia doméstica. Cuando se sabe que se hace daño a la otra persona a través del animal que quiere se le hacen auténticas barbaridades y no están protegidos. Actualmente las casas para mujeres maltratadas no admiten animales. (Actualización 14-07-2016: Mata al perro de su novio en Malilla tirándolo desde un séptimo).
  • Hay que tener cuidado con los perros atados fuera de la tienda mientras haces la compra. Uno porque es tu responsabilidad y puede pasar algo (morder a otra persona, engancharse con la correa...). Pero además pueden robártelo (bien para venderlo bien para usarlo como sparring). Solo átalo en sitios donde puedas verlo (algunos comercios tienen ya ganchos en la entrada).
  • Perros atados y pendientes al cruzar calles. Las correas extensibles pueden provocar accidentes a los viandantes, bicicletas... Hay que saber manejarlas.
  • Cuidado con los ascensores y las correas extensibles. Una imagen vale más que mil palabras.


  • Comprobar los alrededores al sacar el coche. Muchos perros, gatos y otras mascotas mueren atropellados en la plaza de parking de sus dueños.
  • En los viajes necesitan hacer paradas y beber agua fresca. Si se marea/vomita habla con el veterinario para medicación (no le des tú por tu cuenta).
  • Los perros tienen que ir sujetos adecuadamente en el coche (de los de caza ni comento lo que me parece trasportarlos hacinados en jaulas con ruedas). No se trata solo de una normativa para que no salten hacia el sitio del conductor, es que en caso de accidente puede salir disparado como cualquiera. Usar arnés, no atar del collar porque se puede ahorcar en un choque.
  • No dejar mascotas dentro del coche en verano, que al sol pueden alcanzar fácilmente temperaturas cercanas a los 50 grados en pocos minutos (Actualización 07-07-2016: La Guardia Civil rompe la ventanilla de un coche en Alicante y rescata a una perra que estaba asfixiándose). 
En 2015 el jugador de rugby Tyrann Mathieu  hizo un vídeo para mostrar los efectos del calor en el interior de un coche al sol. Salió a los ocho minutos de estar encerrado. Un perro no suda, no puede regular la temperatura del cuerpo y sobretodo, no puede abrir la puerta para salir del vehículo.
A los dos minutos: 22 grados.
A los cuatro minutos: 40 grados.
A los ocho minutos: 48 grados.




El año pasado vimos el rescate de una perra que estaba en un maletero en pésimas condiciones (con una bicicleta encima) y no hace mucho trasportaron una camada de 8 perros en una caja también en el maletero: al abrirlo dos estaban muertos, 5 murieron en el veterinario en las siguientes horas y sobrevivió una. ¿Cuántas veces pasará esto al cabo del día?

Imagen: Por Vincent Legrange.
Imagen: Créditos al autor.
Gif: Créditos al autor.
Vídeo: Canal en Youtube de PETA (People for Ethical Treatment of Animals).

Tema relacionado:
#114 Día Mundial de los Animales: The World Is Where We Live 
#143 Mi viejo amigo, mi perro (recuerda que las mascotas con la edad, como las personas, tienen necesidades diferentes y pueden tener pérdida de vista, oído, movilidad...).

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


No hay comentarios :

Publicar un comentario

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent