#197 Nelson Mandela: Por la paz, la democracia y la libertad

(El 18 de julio se celebra el Día Internacional de Nelson Mandela: 
Por la paz, la democracia y la libertad
21 de septiembre Día Internacional de la Paz)

Paz, democracia, libertad.
Parecen palabras vacías ya. Pero supongo que siempre ha pasado. Y siempre pasará.
Por eso se necesitan personas como Mandela y otros muchos sin nombre que luchen por ellas en cada rincón del mundo.


"Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen o su religión.
El odio se aprende. Y si es posible aprender a odiar, es posible aprender a amar"

La figura de Nelson Mandela (Mvezo (Sudáfrica) 1918- Johannesburgo (Sudáfrica) 2013, a los 95 años) es bien conocida pero puedes ver los hechos más destacados en esta Cronología. Durante su encarcelamiento contrajo una infección pulmonar (tuberculosis) que condicionó su salud el resto de su vida, fue operado de cálculos biliares y superó un cáncer de próstata.
La Asamblea General de las Naciones Unidas en la resolución Resolución 64/13 (2009) reconoció "los valores de Nelson Mandela y su dedicación al servicio de la humanidad a través de su labor humanitaria en los ámbitos de la solución de conflictos, las relaciones interraciales, la promoción y protección de los derechos humanos, la reconciliación, la igualdad entre los géneros, los derechos de los niños y otros grupos vulnerables, y la defensa de las comunidades pobres y subdesarrolladas. Se reconoce también su contribución a la lucha por la democracia a nivel internacional y a la promoción de una cultura de paz en todo el mundo".
Fue galardonado con el Nobel de la Paz en 1993.

La Fundación Nelson Mandela nos anima a dedicar en este día 67 minutos de nuestro tiempo a ayudar a los demás, un minuto por cada año de activismo como homenaje.
En la página vienen algunas ideas, puedes tomar otras del posts sobre los RAK (Random Acts of Kindness) o contarnos cualquier otra cosa que se te ocurra para hacer, con pequeños gestos, un mundo mejor.
Puedes crear tu acción aquí y ver otras. 


Pero no podemos olvidar nuestra realidad. Es imposible mirar hacia otro lado.
De hecho hay que hacer un ejercicio de "desconexión" de vez en cuando para no perder perspectiva.
Sale una noticia y la televisión es monotemática (las elecciones y pactos en España, los muertos en el Mediterráneo, los niños, los refugiados sin refugio por Europa, los atentados de París, los atentados de Bélgica, los atentados en Niza...). El morbo, hasta que sale otra desgracia más jugosa (los muertos de algunos sitios ya solo son una cifra en una mención de unos segundos tras tantos años). Un machaque continuo de información (que pasado un tiempo no aportan nada nuevo pero cubren horas), tertulianos analizando el tema (unos con más fundamentos que otros) y redes sociales echando humo (en el que corren los rumores, el odio, el miedo,...y de tanto en tanto, información veraz).
Tenemos la sensación de un mundo inseguro e inestable. La seguridad es una fantasía. El suelo siempre se abre, las aguas inundan poblaciones, los aviones se caen, los accidentes ocurren... pero ahora podemos saberlo de cada lugar al momento.
Luego siempre hay alguien, aunque sea ateo, que dice que qué clase de Dios permitiría que ocurra todo esto.
No miramos las acciones de los hombres. No nos responsabilizamos de nada.
Quizás está ganando el diablo en la eterna batalla entre el Bien y el Mal.
O el mundo está como siempre, en la palma de nuestra mano.

El Señor de la Guerra

Siglo XX. No es una película bélica al uso sino más bien una denuncia política y moral.
Habla del tráfico de armas como consecuencia del fin de la Guerra Fría entre la URSS y EE.UU. ¿Qué hacemos con todas esas armas sobrantes en los antiguos países soviéticos? Dinero. Mucho dinero (sobretodo en África). Porque la guerra no es otra cosa que un gran negocio.
Siglo XXI. Para replantearse la situación Europea actual (de aquellos polvos vienen estos lodos y luego nos preguntamos por qué vienen aquí y no de qué huyen, cómo parar el terrorismo aquí cuando se ha financiado una guerra allí). Igual nos la contarán dentro de unos años en otra película.
Lord of War (El Señor de la Guerra, 2005). Dirigido por Andrew Niccol con Nicolas Cage y Ethan Hawke, Bridget Moynahan y Jared Leto.


Algunas pautas  para gestionar la información continua sobre conflictos, catástrofes naturales...:

- No ayudes a difundir rumores, crispación, odio...
- No ayudes a difundir imágenes duras por el simple morbo
- Atiende a las fuentes y ayuda a difundir información de ayuda (como teléfonos, puntos de donación de sangre...)
- No tengas la televisión puesta todo el día, llegado a un punto vuelven a repetir la información una y otra vez sin aportar más e incrementa la angustia e indefensión
- Desconecta también de redes de vez en cuando por la misma razón
- Mantente informado pero no pares tu actividad normal en redes (aunque priorices este tipo de información).
- Desconecta de toda información haciendo algo que te "reconcilie" con la vida y la humanidad (si no estás involucrado en la noticia, obviamente si estás dentro de un conflicto esto puede ser difícil sino imposible)


Ilustración: Por Pablo Bernasconi.
Imagen: Uno de los carteles promocionales de la película Lord of War.

Temas relacionados:
#133 Tolerar lo intolerable
#170 ¿Qué te estás perdiendo? #FoMO
#187 #MoreThanMean ¿Dirías esas cosas a la cara?
#193 "Pura sangre" los caballos, no las personas

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


2 comentarios :

  1. Este mundo en el que vivimos parece que está a las puertas del juicio final. No dejamos de recibir cantidades ingentes de mensajes que solo rezuman odio, violencia y mala leche...y a continuación el anuncio de Danone. Yo vivía enganchado a las noticias y la verdad es que lo pasaba mal. Resulta que la prueba del efecto que esta invasion informativa produce la tenía en casa ya que cada vez que conversaba con alguien que no vivía en Euskadi me decía que nosotros vivíamos en situación de guerra civil, con tanques en las calles y todo eso. Eso es lo que la gente de fuera veía de nosotros cuando no abandonábamos la portada de los periódicos y es la visión que quieren fomentar ciertos individuos indeseables que dicen ser revolucionarios pero no quieren que les rayen el GTI. Es la visión que producen las noticias puntuales cuando al repetirlas machaconamente producen un ambiente irreal y falso que amedrenta a la masa. Cuidado con la invasión de información, piensa un poco en el objetivo que persigue o sigue comiendo yogures.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para leer tu comentario más de una vez y pensar sobre ello. Gracias por aportar siempre tanto.

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent