viernes, 27 de marzo de 2015

#39 "Tráfico de drogas legales": Viajar con tu medicación

*Revisado 28-08-2016*

Con tanta pastilla y demás historias, esa es la sensación que tengo cada vez que preparo el neceser para pasar unos días fuera de casa, por pocos que sean... que preparo un alijo de drogas (legales), llamado mi tratamiento.

Cuidado con los cambios de temperatura. Pueden alterar algunos componentes.


Como os he contado en alguna ocasión, tengo un cajón del mueble del salón que parece una farmacia. Ahí guardo todas las medicinas y voy sacando los blisters que necesito para meterlos en una cesta de mimbre que tengo en la cocina, fuera de la vista.
De esta manera no trasteo a diario todo el "arsenal"; y al estar en una cajita, me resulta manejable para preparar la medicación por la noche. Será una tontería. pero los pastilleros me confirman que estoy enferma. Será por haber trabajado en un entorno sanitario.
Cuando voy a estar fuera de casa un fin de semana preparo el neceser en un momento. Prácticamente traslado los blisters de la cesta al estuche, y me aseguro de llevar todo lo que necesito (fotoprotectores, colirio,...).
El tema se complica cuando se trata de una semana o más  (y no siempre por placer *cof convalecencia cof*).
La tarjeta electrónica no se puede usar en todo el territorio nacional. Eso implica que si me quedo sin unas pastillas concretas estando en casa de mi hermana, que vive en otra comunidad, no puedo sacar mi medicación. En algún caso podría plantearme comprarlas (como los analgésicos) pagándolas por completo; pero en otros, como el antidepresivo para el dolor neuropático, necesita receta/DNI y además son muy caras.
¿Conclusión? Me hallo como una drogadicta contando pastillas - para ver si me llega - unos días antes de salir de viaje y así ir a la farmacia o a la doctora de cabecera para que me recete a mano, ya que a veces las fechas no cuadran.
Por lo que pueda pasar procuro no ir justa tampoco; por si acaso se prolonga la estancia por el motivo que sea.
Preparar medicación para un mes es tarea casi titánica. El tamaño del maletín da miedo.
Y en cualquiera de los dos casos, siempre llevo fotocopia de la última hoja informativa de prescripciones (la que entrega el médico de familia con la relación de medicamentos prescritos en la tarjeta electrónica y su pauta, con la fecha de inicio y final); así como el informe del especialista de aquello que no va en la tarjeta, dentro del neceser por lo que pueda ocurrir. Hay que curarse en salud.
Ahora no sé cómo estará el tema en aeropuertos porque se ha complicado bastante. Pero para la pluma de adrenalina, hace ya unos años, necesitaba un certificado de la alergóloga para llevarlo en cabina (era un viaje largo, con las comidas incluidas). Desde entonces llevo informe actualizado en el estuche que tengo para llevarla en el bolso y una lista en español e inglés, que de un vistazo se sabe a qué soy alérgica (e intolerante).
Por otro lado, el tema de la cantidad de líquidos que se puede llevar dentro del avión (100 ml) también hay que tenerlo en cuenta en el caso de los protectores solares (imprescindibles con fotosensibilidad) y demás.
Para los viajes al extranjero (ay, yo ya no tengo este problema), es aconsejable informarse bien porque hay medicamentos que puede que no sean legales allí o no se permita la entrada (como tratamientos para VIH). 
Y siempre es mejor evitar los pastilleros (o pastillas sueltas) y llevar los envases originales. Incluso en el bolso, llevo una cajita para las pastis que necesito si tengo que salir de casa y recorto los blisters para que quepan (como me cambien marca, pasado un tiempo, no sé qué es eso sin nombre).
Una cosilla: Para volar, a no ser que realmente haya un problema importante (como una fobia insuperable), es desanconsejable tomar pastillas para dormir todo el viaje. Hay que tener en cuenta que se pueden producir situaciones de emergencia. Y una cosa es quedarse dormido, que ante un imprevisto enseguida vamos a estar alerta, que volver del sueño de un hipnótico (sobretodo si no se toman habitualmente. Los experimentos ni con Coca-Cola).
Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


16 comentarios :

  1. ¡Qué familiar me resulta todo! Es lo que tienen las enfermedades crónicas graves, que empiezas a sumar pastillas y... Yo tomo 11 diarias así que me pasa lo que cuentas que parezco una traficante. Sobre todo desde que me perdieron la maleta en el aeropuerto y me pegué tal susto que desde entonces las llevo siempre por duplicado (en la maleta y en el bolso) y eso son muuuuchas pastillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf. Es que si ya de por sí es una faena que te pierdan el equipaje, si lo que está en juego es tu tratamiento -que puede ser que en el destino sea difícil de conseguir- nos arriesgamos mucho.

      Eliminar
    2. Yo llevaba encima pastillas para tres días (había ido a pasar 20 días con mi abuela a Berlín) y la compañía (Lufthansa) se comprometió a que antes de dos días resolverían el problema (o bien encontrando mi maleta o trayéndome medicación nueva) Esa misma noche estaban llamando a la puerta para entregarme la maleta, así que todo se resolvió bien. Pero el susto fue tremendo; un día sin la medicación inmunosupresora puede provocar el rechazo del trasplante.

      Eliminar
    3. No quiero ni pensar lo que tuviste que pasar...
      Afortunadamente se resolvió bien; pero por eso debemos adelantarnos a los posibles contratiempos. Tenemos que estar en todo.
      ¡Muchas gracias por aportarnos tu experiencia Esther!

      Eliminar
  2. Que asco de vida llevamos ;) (intento tomármelo a broma, pero no lo es).
    Reconozco que yo puedo sobrevivir sólo con el interferón, y es solo una vez por semana; mis viajes por España no son complicados.
    Pero viajar en avión es otro tema, aunque lleves el informe del médico, en 5 idiomas, que dice que tienes que llevar las jeringas en cabina y refrigeradas.
    Y yo, que viajaba a "sitios raros" todos los años, no quiero ni pensar que pasaría si intentara entrar en Vietnam o China con jeringas y un informe del Hospital La Paz de Madrid, que seguro que allí no les suena de nada.
    En fin, llevo 5 años sin viajar al extranjero, y me consuelo con el "que me quiten lo bailao".
    Buena reflexión niña, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añado el emoji de la flamenca de whatsapp al final del "que me quiten lo bailao" jaja
      Es realmente complicado el tema de vuelos, sobretodo con agujas de por medio.
      A ver cuando me juntan las medicación en una sola cosa, como los champús+acondicionador :P
      Gracias Cleo, un abrazote.

      Eliminar
  3. Yo hace seis meses tuve que viajar a Australia por trabajo. Intenté cuadrarme las fechas para que no me coincidieran con la inyección de Humira que me toca cada 2 semanas, pero fue imposible. Total, que me tocó viajar con el pinchoboli, y la cosa se complicó porque tiene que conservarse en frío. Menos mal que en mi hospital son más majos que las pesetas y me prestaron una neverita a pilas. Tuve que dar explicaciones (y presentar papeles) en el control de seguridad del aeropuerto de origen, en el del aeropuerto de escala y finalmente, a los empleados de la aduana australiana (pa' dar explicaciones estaba yo después de veintipico horas de viaje, oigan).

    Es la única vez que he tenido problemas con los medicamentos al viajar, pero también ha sido la única vez que he viajado con agujas. Viajo mucho en avión, normalmente dentro de Europa, y hasta no hace mucho tiempo tomaba la friolera de 15 pastillas diarias (llevaba un pastillero de esos con separadores y cuando caminaba me sonaba el bolso como si llevara unas maracas ¬¬). Sin embargo, en los aeropuertos nunca me pusieron problemas por llevar siete u ocho cajas de pastillas. Siempre llevo la receta encima, pero nunca me la han pedido.

    ¡Un abrazo y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por contarnos tus experiencias, tú que viajas mucho. Me imagino dando tantas explicaciones y encima en otro idioma, con el palizón del viaje. Yo acabaría confesando hasta que soy narcotraficante de Juanolas jaja
      ¡Menos mal que te prestaron la neverita!
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Por ahora no me he encontrado problemas para transportarlas, no viajo, hago escapadas de dos o tres días. Pero aún así es un engorro preparar la medicación, y no sólo para cuando viajas, sino para apañártelas en tu día a día.
    Dispongo de un pastillero semanal (muy mono y famoso él) Pero aún así necesito máxima concentración cuando lo preparo para no repetir fármacos o hacerlo de tal manera, porque algunas pastillitas son iguales! Algo que las farmacéuticas deberían de tener más en cuenta, de cara a los pacientes super polimedicados, que tomamos de 15 a 20 pastillas todos los días!!!
    Al menos ya he superado el bajón que me daba cuando llegaba el momento de prepararme la medicación, y ver pastillas por todos los lados, no dejaba de pensar, pero qué me ha pasado? Por qué yo? Pero bueno, como comento, eso ya está superado!! ;)

    Lo que sí aconsejo, y yo lo he puesto ya en práctica es llevar una fotocopia de un informe médico en el coche (yo lo tengo en la carpetita de la guantera, junto al resto de los papeles), donde ponga todos los fármacos que estás tomando, algunos de los que tomo dan positivo en una test de estos que te puede hacer de estupefacientes, y si no lo tienes justificado, seguramente puedes tener problemas hasta que lo juestifiques. Me pareció una buena idea y así lo hice!! Para ir de "drogadicta legal" por la vida!! XD.

    Un saludo y de nuevo, enhorabuena por este blog tan super que haces!! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana ^^
      Pues no había pensado en tests positivos. Tengo que revisar prospectos y legalizarme si eso jaja
      A mí me daba bajón cuando coincide comprar toda la medicación a la vez; me dan bolsa grande para llevarlo todo y puf... mucha realidad de golpe. Como dices, también está superado. Pero reconozco que de vez en cuando, al preparar pastillas, me parecen muchas (¡es que lo son!) y empiezo a pensar en quitarme medicación. Entonces miro cada una para qué es y yo solita llego a la conclusión de que no puedo hablar con ninguno de los médicos para disminuir tratamiento, porque ¡lo necesito todo! (obviedad).
      Así que no queda otra que organizar el cargamento como cada uno buenamente pueda.

      Eliminar
  5. Hola! yo no tomo tantos medicamentos pero la linea es delgada en los aeropuertos. Por suerte para mí las dos veces que fui a España no tuve inconvenientes, pero llevé un permiso de mi médica con la aclaración de "crónica e irreversible" Lo que no me deja de asombrar es cuantos mensajes recibo de estudiantes para saber cómo comprar modional. Les respondo de mala manera, lo siento pero es q me cuesta consumirlo y mucho más pagar lo caro que cuesta para que me hablen de "mejorar el rendimiento" en un exámen. Chicos desinformados, les regalos mis medicinas y ustedes se quedan con mi enfermedad? Un cariño y buenos viajes por el mundo. Bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Bella! Bueno yo he oído "ojalá me entrara una anorexia de esas para estar delgada"... No sé si es desinformación, ignorancia o insensibilidad; pero desde luego es gente que no sabe lo que suponen ciertas enfermedades y sus tratamientos (que muchas veces nos añaden más síntomas de los que ya tenemos).
      Muchas gracias por tu aportación con el tema de aeropuertos :)

      Eliminar
  6. Chica, yo creía que te había comentado en este post, pero tu blog me trollea :P

    Te decía que yo este pasado octubre viajé a China y no tuve ningún problema, aunque bien es cierto que yo solo llevo pastillas, las cremas para la dermatitis y eso las llevaba en la maleta.

    El pastillero (que yo sí uso porque soy un desastre y no sé si me he tomado o no las cosas luego) lo llevaba en la mochila, es decir, como equipaje de mano, y no me dijeron nada y el viaje fue largo. Salimos de Madrid (no dijeron ni pío), hicimos escala en Dubai (nothing de nothing otra vez, y eso que salimos a ver la ciudad y tal y luego volvimos a entrar en el aeropuerto) y llegamos a Hong Kong y más de lo mismo, y el pastillero, preparado para dos semanas, iba a rebosar. Llevaba también uno más pequeño (“El pastillero de emergencia” que lo llamo), con medicación de rescate por si me pongo chunga.

    Tenía miedo de que se extraviase la maleta, así que todas las pastillas las llevaba conmigo en la mochila. Dentro de China cogimos varios aviones también entre ciudades y no me dijeron nada, y seguía con las cosas en la mochila.

    Y como estoy mal de lo mío, encima no llevaba ningún papel que lo pudiese justificar, o sea que menos mal que no me dijeron nada, yo pensaba justificarme con palabras xDDDD

    Lo que sí me hacen es pasar el bastón (mi amigo inseparable desde hace dos años) por los detectores esos por los que va el equipaje de mano, mirando que no lleve una espada dentro, me imagino, jajajaj

    Fue una paliza gorda de viaje, pero mereció TANTO la pena… :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar otra vez; porque sí, el blog tiene brainfog de vez en cuando también :D
      Un palizón pero mira, da gusto que no sea siempre por obligaciones.
      Para la próxima, llévate papeleo ¡que tuviste mucha suerte!

      Eliminar
  7. Holas !
    Agradezco haber encontrado este blog :)
    aunque me asalta una duda muy grande y es que dentro de poco viajaré a nueva zelanda por aproximadamente un año y debo tomar sagradamente 2 pastillas diarias y estoy muy muy complicado (según la información que leí puedo llevar medicación solo para tres meses), ya que en mi país el estado me las entrega de forma gratuita por ser de muy alto valor, por lo que quisiera llevar la mayor cantidad posible y no sé como hacerlo para llevar tal cantidad
    de antemano muchisimas gracias !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Yo creo que lo mejor sería contactar con la embajada del país al que vayas a viajar para que te asesoren bien de cómo hacerlo con esa cantidad. Eso sí, se recomienda no llevarlo todo junto por si se extravía la maleta.
      ¡Que vaya todo bien!

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent