lunes, 7 de diciembre de 2015

#139 Las fotografías liberan el alma

Último mes del año y estoy arreglando fotos. Quieras que no, haces balance.

Queda poético decir que un fotógrafo capta el alma de la persona a la que retrata.
Es conocida la historia de que algunas tribus no querían ser fotografiadas por los exploradores: Pensaban que aquellas máquinas capturaban el alma.
En la época victoriana se hacían fotografías post-mortem, cuando el alma había abandonado el cuerpo.
Pero cuando tienes ciertas enfermedades las fotos liberan el alma. 

Instantes de una vida
Porque las miras y:


  • Recuerdas quién eras y que has vivido mucho, como si supieras que se acaba.
  • Recuerdas quién eras y darías algo por volver a ser activa como entonces (y sabes que no te has acomodado, es que estás enferma).
  • Ves tu sonrisa y recuerdas exactamente qué te dolía más de la cuenta o lo mal que estabas del cansancio ese día, y ahí estuviste a pesar de todo.
  • Ves las fotos de museos, exposiciones... y te sirven para que compense el dolor y el cansancio, y el tener que estar tumbada más de lo habitual. Aprovechas también para saber más de lo que visitaste.
  • Ves pequeñas grandes hazañas y te preguntas de dónde sacaste las fuerzas para hacerlo. Y te sientes orgullosa aunque luego te llevara tiempo recuperarte.
  • Con las de whatsapp, no te pierdes tanta infancia de tus sobrinos por no poder ir a verlos. Y valoras cada momento que pasas con ellos viendo esas sonrisas (y caras de locuelos).
  • Ves gente que está más cerca viviendo lejos que los que viven al lado.
  • Y sobretodo, te das cuenta de que cada vez hay menos fotografías en las que sales tú.
  • Por eso sales en fotos que no te apetece, para recordarte que estuviste allí. Para dejar constancia. Para que luego te ayude.
  • Y te haces selfies absurdos en la cama o en el sofá (que no publicas) porque es tu día a día.

Siento no poder citar a quien tuiteó esto en su momento (una enferma británica de Síndrome de Fatiga Crónica), pero lo tengo desde hace mucho tiempo en mi frigorífico como recordatorio:

'I may only be able to do half of what I used to do but at least my life is half full and not half empty'
"Solo soy capaz de hacer la mitad de lo que hacía pero al menos mi vida está medio llena y no medio vacía"

Palabras llenas de sabiduría.
PD (19:30).- Me dicen por el pinganillo que la cita es de Sarah Reed. Y efectivamente, hay un tweet de ella. La comunidad de vecinos siempre ayudando sin pedirlo. ¡Gracias!



Imagen: Créditos al autor.

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


2 comentarios :

  1. ¿Y no os pasa que cuando veis fotos de cuando estabais "bien"... como que no os reconocéis?

    Cuando veo fotos de antes de ponerme enferma (normalmente de fiesta, de viaje, sonriente, pasándomelo bien, en compañía) no es que sienta tristeza, ni rabia, ni añoranza ni nada parecido... simplemente me quedo pensando: "¿Y esa soy yo? ¿Yo he vivido eso?". ¡Me parece una época tan lejana que es como si la hubiera vivido otra persona!

    ResponderEliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent