#138 Intolerancias/alergias alimentarias: La odisea de comprar o comer fuera

(El Día Mundial de las Alergias es el 4 de diciembre)

De pequeña me quejaba de que con la miel me dolía la barriga y mi madre me decía que si no me gustaba que dijera que no me gustaba, pero no que me ponía mala. No la culpo porque con los críos ya se sabe.
Desde los 20 fui desarrollando alergias e intolerancias evidentes de todo tipo (entre ellas a la miel) que condicionan mucho lo que como. Si además añades la dieta que deberías seguir con ciertas condiciones de salud (tomar/evitar)... Apaga y vámonos.
La normativa en restauración y etiquetado de alimentos va cambiando, pero creedme que sigue siendo muy complicado comprar y mucho más salir a comer (ya sea en restaurante o en casas ajenas que no sean las de mis padres o la de mi hermana, que hasta mi cuñado está pendiente de esas cosas). Teniendo conocimiento de estas limitaciones (el enfermero de urgencias que tecleaba llegó a preguntarme "¿pero tú qué comes?!", y no me extraña), he tenido problemas con los menús hasta cuando estuve ingresada por el lupus (ejemplo, bolsa sin etiquetar: magdalena con relleno de melocotón, teniendo indicada dieta sin lactosa y alérgica al melocotón. Menos mal que desconfío de todo lo que no coma en casa).

Como alérgico/intolerante necesitas saber los ingredientes de cada plato,
no que el restaurante puede usar estos productos (generales por otro lado)

En este mismo blog tenéis una pestaña dedicada a las Intolerancias/Alergias con posts donde se trata la diferencia entre una y otra, nuevo etiquetado en alimentación envasada, uso de la inyección de adrenalina, alimentos no lácteos que contienen lactosa... Que os pueden resultar útiles. Solo recordaros que en cualquier caso alergias e intolerancias alimentarias las tienen que diagnosticar el alergólogo/digestivo para las pautas/tratamientos indicados en cada caso.
Algunas de las mías son comunes y otras poco frecuentes.
Cosas que ya no puedo comer, lo que contenga:
Alergias: Miel, jalea real (no directamente pero me provocó el shock anafiláctico), melocotón (no al pelito que es lo habitual, sino a la carne), kiwi, mango, fruta de la pasión, papaya (y similares), higos.
Intolerancias: Escarola, lechuga de todo tipo (y similares), lactosa.
Por otros temas (no son alergias/intolerancias): Arroz (de cualquier tipo) plátano, frutos secos.
(Ruth espero que hayas tomado nota para cuando me cocines ;) ).

Las put.. "anécdotas" son de compra y restaurantes/comedores:
  • En la residencia de estudiantes empecé a encontrarme mal algunas noches. Hasta que me di cuenta que era cuando había macedonia de frutas. Pero unas veces me sentaba mal y otras no. Desvelo el final: Alergia al melocotón después de haberte criado tu madre con latas de melocotón en almíbar.
  • Pedimos una ensalada y, sin preguntarnos, sustituyeron las fresas por kiwis porque no les quedaban. Le dije a las chicas: "No pasa nada, evito el kiwi". Ese día aprendí a las malas que las alergias no funcionan así y que basta el simple contacto del alérgeno con el resto de alimentos para desencadenar una reacción.
  • El strudel es un pastel de manzana alemán riquísimo. Lo hacían en el comedor de mi trabajo. Un día le vi el color del relleno un poco raro y fui a preguntar. Habían cambiado la manzana por melocotón.
  • También había otro postre que solía tomar, que un día vi brillante (de casualidad, el reflejo de la luz). Pregunté y fuera de cocina le habían echado el almíbar del melocotón por encima para que estuviese más jugoso.
  • Entrar en una cafetería, preguntar si tienen leche de soja o sin lactosa para el café y que te respondan "no, pero tenemos desnatada" es de lo más frecuente. (No es por la línea ni el colesterol sino mi sistema digestivo. Pero) gracias, tomaré un té...
  • La comida no siempre viene bien etiquetada. Compré unas barras energéticas para un examen de 5 horas y me dio por probarla días antes por si no me gustaban. Tenían miel sin constar en ingredientes. Si me llega a dar un shock anafiláctico durante el examen tras un año de preparación no os digo nada (al margen del riesgo que supone, claro).
  • Tuve a la farmacéutica en búsqueda y captura de corticoides sin lactosa pero todos la tienen como excipiente. No es el único medicamento prescrito con lactosa que tomo porque no existe alternativa sin ello.
  • Hace unos años, una carta en donde unos platos llevan todos los ingredientes y otros no... Vas preguntando para pedir (y explicas que es por temas de alergia). Y cuando va trayendo platos el camarero dice de repente "ah pues como habéis estado preguntando, el aliño de -el plato que fuese - lleva miel", señalando el aceitero que tenía mi amiga en la mano. Salvada por la campana. Y así de divertido es salir conmigo. 
  • Una noche me puse mal y revisé toda la nevera (se supone que no tengo nada "sospechoso"). Hasta que di con lo que era. Me había equivocado de bolsa al comprar y eran varios tipos de lechuga. Aquí el brainfog me lo pone últimamente difícil porque tengo que distinguir bien en el lineal de productos, mucha estimulación cuando tienes que descartar colores y además leer tanta etiqueta en cada compra.
  • Ahora atiendo al etiquetado de mayonesas. Tomar las que llevan leche sin saberlo me han hecho "saberlo" con noches apoteósicas en el baño.
  • Medicamento con aroma a melocotón como excipiente (documentado que provoca reacción si previamente eres alérgico al melocotón). No llegué a tomarlo por leer los prospectos de las medicaciones nuevas hasta la última coma.
  • Las hamburgueserías y ese tipo de establecimientos son imposibles. Todo lleva queso o yogur y lechuga: hamburguesas, camperos, kebabs, pizzas...
  • Al elegir menú de antemano entre tres opciones para reservar la cena de navidad de empresa, todos tenían cosas que no podía comer. Al final cogía la opción donde había menos platos "malos" y no tomaba nada del picoteo común. Pagar mucho y comer poco, con máximo cuidado.
Para un alérgico/intolerante los alimentos 
que toma no siempre son lo que parecen


Ejemplos de contaminación cruzada (contacto con un alérgeno):
  • Casi al terminar de cenar empecé a encontrarme mal. Después de repasar toda la cena llegamos a la conclusión que todos pinchamos de la ensalada, y sus tenedores manchados de miel de otro plato fue suficiente para ponerme enferma.
  • Pedimos unos crepes de chocolate (años antes de la intolerancia a la lactosa). Pero en la cocina usaban el mismo cuchillo para prepararlos todos y los había de miel.
  • En el comedor del trabajo usaban las mismas pinzas para todas las ensaladas y fruta picada. Tras ponerme varias veces mala y detectar lo que era, miraba antes qué fruta había para evitar las ensaladas manchadas de kiwi o melocotón.
  • No soy alérgica a la jalea real pero la reacción más fuerte que tuve de todas fue al tomarla en época de exámenes. Es difícil que no esté "contaminada" con miel.
Realmente desarrollas con la comida habilidades de detective del CSI (equipo incluido: Familia y amigos muy cercanos) y con todo esto, ante la duda cuando estás en casa de alguien, cuando sales por ahí... no lo tomas. Pero los accidentes son inevitables. Y por eso aunque tengas todo el cuidado del mundo, hay que saber cómo actuar.

A pesar de la nueva normativa respecto al etiquetado, recientemente se alertaba de la presencia de gluten en un lote de pan rallado con la indicación “sin gluten” y sin lista de ingredientes; Trazas de huevo en polvorones no declaradas; soja no declarada en pechuga de pavo reducida en sal... Y estas cosas pasan de vez en cuando por si no hubiera bastante con el tema de "puede contener trazas de...". Bonita manera de limpiarse las manos y que te la juegues a la ruleta rusa.
Las alertas de alérgenos podéis encontrarlas en: Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN)
Más adelante podría contaros para qué utilizaba yo la app "¿Qué puedo comer?" y sus pros y contras como usuaria (EN MI CASO). El equipo superamable, siempre ha atendido mis preguntas sobre el contenido de su caja de productos variados "Québox" y sugerencias para la aplicación.
(No hay ningún interés comercial con @qpuedocomer).

Imagen (editada): Foto original de Peechaya Burroughs.

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


8 comentarios :

  1. Ayy si yo te contara! Tenemos enfermedades distintas pero con problemática similar. Aun recuerdo al urologo diciéndome que me tomnara un colacao cuando el cacao es alto en oxalatos y la leche en calcio. Genero piedras de oxalato cálcico😵

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final ¡podemos dar masters y todo!
      Muchas gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar
  2. Tengo la ¿manía? de elegir alimentos sin industrializar, o lo menos posible a esta altura de la globalización y las normas bromatológicas. Ojo, si no he caído hasta ahora en el crudiveganismo no creo que lo haga ya, jeje. Heredé de mi abuela la sana costumbre de disfrutar de una fruta cocechada por mis propias manos o una albahaca que he visto crecer en la maceta junto a mi ventana.
    Pero tengo una contra: si bien no compro espinacas congeladas, más de una vez se me echan a perder en la heladera las verduras frescas porque me da pereza cocinarlas, y cuando me achacan los brotes de la fibro ¡ni te cuento!.
    No padezco alergias, pero sí te entiendo. Una amiga cercana con diabetes, parientes hipertensos, varios conocidos celíacos te hacen entender la ODISEA de alimentarte bien si no podés comer en casa y a salvo.
    Al lado tuyo, lo mío es insignificante, pero quiero contártelo igual: no me gustan las bebidas gaseosas mi los refrescos dulces (a excepción del vino espumante, ¡por supuesto!), pero me enoja tener que justificar cuando voy a comer a algún lado que quiero tomar agua (agua, eso: H2O), y si es del grifo ¡mejor!. La respuesta que obtengo casi siempre es: - Pero si hay cocacola, o agua saborizada, o jugo de nosequé light 0% azúcar... QUIERO AGUA, ME GUSTA EL AGUA, NO HACE FALTA QUE ME COMPRES AGUA EMBOTELLADA, TOMO AGUA DEL GRIFO, ME GUSTA BEBER AAGUAAAAAAA.
    Hay quienes te ofrecen con insistencia algún alimento que no puedes comercon las mejores intenciones, y cuando les explicas, lo entinden. Pero lamentablemente también hay quienes, aún teniendo buenas intenciones, no logran ponerse en tus zapatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si por un poquito no te va a pasar nada...". Supongo que hay temas que no se llega a entender su magnitud hasta que lo pasas o lo tienes cerca.
      Y bueno, la bebida es otro tema al tener que "justificarte" por no tomar alcohol (mis enfermedades y medicación no combinan bien con alcohol).

      Eliminar
  3. Nena estoy editando la entrada y no encuentro nada de lo que lleva mi receta que no puedas tomar, cruzo los dedos jajaja para acertar ja ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja ¡sueñas ya con ingredientes! Para los que tengáis curiosidad, #RetoLobo próximamente en sus pantallas (Ruth haciendo una receta sin mis alérgenos).

      Eliminar
  4. Yo afortunadamente no tengo ningna alergia alimentaria pero me hice una analitica y si me salieron muchas intolerancas,algunas en grado alto,otras medio y otras leve. Hacía años que habia cambiado la leche ( yo notaba que me sentaba mal)y tomaba bebida de soja pero mi naturopata me recomendó que la cambiara por la de Avena y a mi me daba acidez de estomago.Tengo intolerancia severa a la avena,al maiz,a la menta,a la clara del huevo ( a la yema no) a los mejillones y varias mas que ahora no te puedo especificar porque ( cosas de nuestro braingog) no he sido capaz de averiguar donde he guardado la tarjetita que me dieron y el informe de la analítica.Pero no me salió intolerancia a los lácteos aunque tomo la leche sin lactosa porque noto que me sienta mejor.Mi estomago nunca ha tolerado los ajos ni la cebolla cruda y cocida solo si la licuo con la picadora para ponerla en un sofrito.El maiz se utiliza como espesante o en trazas en muchisimos alimentos,asi que no pruebo nada de embutidos salvo un poco de jamón iberico de vez en cuando.La mayonesa y la salsa rosa las preparo yo en casa.Comer fuera también se ha convertido en algo casi imposible para mi,porque aunque pida una ensalada preparada sin cebolla (si la han retirado del plato tengo que devolverla también) y un pescado a la plancha sin ajo y perejil,casi siempre vuelvo a casa con dolor de estomago.He deducido que puede ser por los aceites!!!
    En cuanto al alcohol no lo he tolerado bien nunca,ni antes de estar enferma.En las cenas de Navidad con los compañeros siempre había quién preguntaba:bebes solo agua? con un poco de vino te animarás!! Mi respuesta: yo ya estoy animada,me " coloco" solo con agua jajaja
    Leer el etiquetado de los productos envasados me resulta cada vez más dificil ( no puedo leerlos ni con las gafas puestas).Procuro comprar productos frescos aunque luego los congele yo y de vez en cuando algo se cuela que unas veces tolero bien y otras tengo que salir corriendo al acabar de comer.Pero tu lo tienes mucho mas complicado niña porque un riesgo de Shok anafiláctico es muy, muy serio y aumenta el riesgo al entar en contacto con los alergenos (aunque sea en dosis minimas) repetidamente.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un tema muy serio. Comer es un deporte de riesgo y mucha gente lo toma como si fuese capricho. El otro día escuché en la tele: "¿Tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria?" Y contestó: "No, a mí me gusta todo".
      Gracias por compartir parte de tu lista (yo bebía muy poco, pero desde que tengo medicación nada porque supone no tomarla esa noche).

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent