miércoles, 9 de septiembre de 2015

#104 Suicidio, la vía de escape sin salida

(El Día Mundial para la Prevención del Suicidio es el 10 de Septiembre)

Aún es un tema tabú. Pero ante una tentativa o ideación suicida seria hay que buscar ayuda: llama al 112 o acude a urgencias inmediatamente.
Si es algo que te ronda la cabeza últimamente, habla con alguien de tu confianza y/o contacta con un profesional de la salud mental (Psicólogo o Psiquiatra colegiados). Es TRATABLE y no estarás solo en esto. 

Si quieres saber más sobre el suicidio aquí tienes unas guías de la Fundación Salud Mental España (para la prevención de los trastornos mentales y el suicidio):


Las autolesiones no son una tendencia o una moda

Se habla poco sobre ello. Pero los datos (aproximados) son demoledores:
  • En el mundo cada 40 segundos una persona se quita la vida.
  • En España mueren por suicidio unas 10 personas al día. 
  • Como media, unas 20 personas de su entorno quedan marcadas para siempre.
  • Por cada persona que se suicida, hay entre 10 y 30 que no lo consiguen.
  • Por cada 3 hombres que se quitan la vida, 1 mujer lo consigue. Ellas lo intentan más.
  • Entre los 15-30 años es la segunda causa de muerte.
  • En España es la primera causa de muerte en hombres de 25 a 34 años
  • En Europa es la primera causa de muerte entre chicas de 15 a 19 años
  • En adolescentes homosexuales aumenta hasta en 20 veces el peligro de suicidio o conductas autodestructivas
  • En las personas mayores la desesperanza se percibe como algo "normal": A menudo su entorno no detecta a tiempo el riesgo de suicidio
  • Los mayores de 70 son el colectivo que más consuma el acto
  • Detrás de más del 90% de los suicidios se encuentra una enfermedad mental, mayoritariamente una depresión grave (lo que es tratable)
  • Solamente 28 países del mundo tiene planes de prevención
  • Según la propia OMS, el estigma que aún rodea al suicidio hace que haya menos casos registrados de los que en realidad se dan.

Con 10 muertes diarias, el suicidio es la principal causa de muerte no natural en España, produciendo más del doble de muertes que los accidentes de tráfico, 7 veces más que los accidentes laborales y 70 veces más que la violencia de género.
Sólo en lo que llevamos de siglo, se han producido más de 47.000 suicidios aquí. En el mundo, el suicidio causa más muertes que las guerras y los homicidios juntos. 
Sin embargo, nuestro país no posee ningún plan o estrategia estatal para la prevención del suicidio. De este modo y ante tal necesidad, se ha creado el Observatorio del Suicidio en España, de La Fundación Salud Mental España. 
El objetivo de este Observatorio se centra en "mantener, analizar y divulgar los datos sobre la conducta suicida en España", de manera que sirva como punto de partida para su prevención y disminución. A través de su web pueden consultarse los informes con el análisis de las muertes por suicidio de cada una de las comunidades autónomas, junto con el análisis global del estado.
En la Comunidad de Madrid hay dos programas piloto en tema de prevención: uno de atención en crisis del Hospital 12 de Octubre y otro llamado Código 100, de la Fundación Jiménez Díaz.


Ejemplo de tarjeta cortafuegos (plan para prevenir el suicidio)

Es un tema amplio, delicado y complejo que no se puede abarcar en un post como éste. Y no lo voy a hacer personal como en otras ocasiones.
A veces no se sabe cómo pedir ayuda ante una situación en la que no se ve alternativa, a veces una enfermedad mental o física aumenta el riesgo de suicidio, a veces es una decisión consciente en una enfermedad terminal, a veces en una enfermedad crónica no se desea realmente morir sino descansar del sufrimiento diario. Hay quien juega con la fantasía del suicidio y quien planifica minuciosamente cada paso a dar para conseguir su objetivo. El alcoholismo, el abuso de sustancias o determinados entornos culturales pueden ser factores de riesgo.
En la depresión y la ansiedad los pensamientos están distorsionados. En circunstancias "normales" no pensaríamos esas cosas. Y la mayoría de las veces la persona no comunica que tiene esos pensamientos o intención por no hacer daño a su entorno. Pero a menudo es una "solución" permanente a un problema temporal (de ahí decir que es una vía de escape sin salida). 
En cualquier caso hay que tomarlos en serio. Especialmente a los que sobreviven a un intento de suicidio porque necesitan ayuda y existen estrategias reales aunque el 80% no acude a salud mental
Son tratamientos a largo plazo que pueden requerir medicación pero sobretodo psicoterapia para disponer de los recursos necesarios para afrontar situaciones diversas y proporciona herramientas para trabajar la desesperanza, la indefensión, la incontrolabilidad...
Por otro lado, no hay que olvidar la atención y apoyo a aquellos familiares y/o allegados de la persona que ha cometido suicidio, a través sobretodo de grupos de ayuda mutua.

Casualmente, a pocas semanas de este día de concienciación, vi una película relacionada con todo esto que me gustó mucho.


Piedras En Los Bolsillos

"Las enfermedades mentales se consideraban un fracaso 
de la propia voluntad, un signo de carácter débil y un pecado".

'Rocks in my Pockets' (2013) es el primer largometraje de la animadora gráfica letona Signe Baumane, que hasta entonces había realizado cortos.
Es una película de animación basada en la historia real de la mujeres de su familia donde trata sin tapujos la enfermedad mental, la depresión y el suicidio.
Es surrealista, directa e impactante. Llena de ironía, humor y poesía, a veces, la mejor manera de hacer llegar un mensaje tan importante como éste. También nos hace ver el papel de la mujer en el último siglo, el estigma de la enfermedad mental, el (escaso) apoyo social, el silencio familiar ante el suicidio, el papel de la genética, las malas praxis...
Una visión personal que suaviza la dureza del tema, totalmente recomendable.

PD: Aunque el suicidio no siempre está relacionado con la depresión (en esta película lo veréis), aprovecho para pediros que no le digáis a una persona deprimida que se anime. Solo le hará sentirse peor por no poder hacerlo.
Es como decirle a un paralítico con la mejor voluntad: "venga, levántate y anda". No somos Jesús. Pero podemos dar apoyo.

Material complementario:

Programa "Crónicas", 15 de Enero de 2015: Aprendiendo A Bailar Bajo La Lluvia

"Prevención del suicidio. Un instrumento para trabajadores de Atención Primaria de la salud" OMS (2000)

La OMS (2000) considera que un uso adecuado de la información sobre los suicidios en los medios puede beneficiar a quienes necesitan ayuda. Para ello habría que evitar el sensacionalismo, especificar el lugar y método empleado (para evitar conductas de imitación) y en su lugar aportar datos para concienciar. Guía en inglés: Preventing Suicide: A resource for media professionals

Imagen: Escultura de Kevin Francis Gray.
Imagen (editada): De "Prevención del Suicidio. ¿Qué puedo hacer? Guía de autoayuda". Comunidad de Madrid. 2014 (descargable en el primer enlace).
Imagen: Cartel de Rocks In My Pockets (2013). Largometraje de animación de Signe Baumane.

Tema relacionado:
#184 Abriendo luz en la oscuridad. Los #SSC con nuevos ojos (El Síndrome de Fatiga Crónica multiplica por 6 el riesgo de suicidio)

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


16 comentarios :

  1. La leche niña, no sabía que la cifras eran tan demoledoras :(
    Sigue siendo tabú el tema de las enfermedades mentales, y las depresiones severas; las personas con depresión, de la de verdad, no ven salida y a donde acudir ... y supongo que eso nos lleva a estas cifras.
    Y la "cultura" de acudir al psicólogo es muy escasa en este país, empezando por la escasez de ellos en la sanidad publica.
    Espero que tu post sirva para que pongamos más atención a esos signos que pueden presentar personas en nuestro entorno y que nos pasan inadvertidos; o a nuestros propios síntomas.
    No he visto la peli, pero me quedo con muchas ganas de verla, así que esta semana cae.
    Como siempre ¡buena entrada! y gracias!!
    Un beso niña, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Cleo! Fundamental lo que dices, que nos "cuidemos" unos a otros y a nosotros mismos.
      Oyes decir que los psicólogos hacen más falta que nunca pero a la hora de la verdad en educación se contrata un psicólogo por área al que derivan estudiantes que los profesores buenamente detectan, en las residencias de ancianos los pocos que hay se despiden (cuando debería ser al contrario con la población que tenemos), en la seguridad social acceder a uno es peor que a cualquier otro especialista (que ya es decir), y por la privada cuesta un dinero que la gente muchas veces no está dispuesta a desembolsar, no solo por el estigma que como bien puntualizas permanece, sino porque no ven una radiografía y un aparato de fisio, o unos análisis y unas pastillas. En el psicólogo hay que currárselo, se trabaja a largo plazo y vivimos en la era de lo inmediato y lo cómodo.
      Si se invirtiera realmente en salud mental repercutiría realmente en muchas campos (entre otros el gasto sanitario).
      Ya me contarás qué te pareció la peli. Un besazo.

      Eliminar
  2. Muy interesantes todos los datos que ofreces y los mecanismos de prevención. Resulta sorprendente tras ver las cifras que no se hable más del tema o se hagan más campañas como ocurre por ejemplo con las muertes por accidentes de tráfico. Me gusta mucho el título que le has puesto al post, creo que es el resumen perfecto. Recuerdo que en una conferencia sobre el suicido en adolescentes nos contaron que cuando los especialistas trataban a los chic@s que habían intentado quitarse la vida, la mayoría daban como motivo que querían solucionar una situación que les dañaba o les entristecía. No eran realmente conscientes de que con el suicidio terminaban con todo, no solo con el problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adolescencia es una época difícil con grandes cambios y pocas habilidades aún para afrontarlos. Una pena que perdamos jóvenes por algo que, con apoyo y en las manos adecuadas, se podría evitar. Aunque también es complicado detectarlo porque pueden parecer los altibajos de esta etapa.
      Sería deseable que igual que con el maltrato (considerado algo del ámbito privado, hoy tiene más visibilidad), empiece a haber más campañas dirigidas a toda la población (en Google si escribes "suicidio", el Teléfono de la Esperanza aparece destacado)

      Eliminar
  3. Cuánta información y qué buena, auque las cifras de los suicidios sean aplastantes por desgracia...
    Es un buen tema para todo el mundo en general, pero creo que las personas que tenemos enfermedades crónicas tenemos un riesgo más elevado de suicidio, ya que la propia enfermedad en muchos casos conlleva, depresión, apatía por la vida y finalmente pensamientos (como mínimo) de suicidio...
    Un tema escalofriante pero real, al que se le tendría que dar más visibilidad hoy y siempre, porque todavía parece como que un tabú, y no se habla del tema por miedo a "dar ideas" o "animar" a realizar tal acto. Mientras más información se tenga sobre cualquier tema, prevención, ayudas, etc... es mejor.

    Te has superado! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana :)
      Incluso es un efecto secundario de medicamentos que tomamos.
      En general se habla poco de la muerte (cosa que quiero tratar en su momento), y el suicidio no iba a ser menos.
      Se puede hacer mucho en este sentido pero como otros temas relacionados con la salud mental, parece menos importante, se destinan menos recursos, se ve menos, se tapa más...
      Abrazos

      Eliminar
  4. Tuve la desgracia de presenciar un intento de suicidio en los pasillos de un hospital. Los comentarios que escuché por parte del personal sanitario dejaron mucho que desear. Quiero pensar que no todos son así porque, si ni ellos se toman en serio esto, si siguen infravalorándolo y tachan de cuentista a las víctimas en vez de ser un apoyo, nadie pediará ayuda y las cifras seguirán inflándose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero comentar mucho sin conocer la situación que viviste. Solo que igual que tenemos malas experiencias con neurólogos (y otros especialistas) y siempre recomendaré a quien me pregunte, que vaya al médico; si alguien se siente tan mal como para plantearse el suicidio, debe pedir ayuda.
      Gente poco empática o con falta de profesionalidad desgraciadamente la va a haber en la calle, en los hospitales y en cualquier otra profesión. Aunque "permíteme que insista": Hacen falta más campañas para implicarnos todos. Y eso a día de hoy es difícil. Por eso se necesitan otras vías.

      Eliminar
    2. Los que quieren suicidarse, se suicidan. Los que quieren pedir ayuda, sólo lo intentan. Eso es lo que creo y siento yo. Alguien que se tira de un octavo quiere suicidarse; Alguien que se toma una tableta de pastillas en un hospital, cerca de un médico, solo pide ayuda de manera indirecta porque no sabe de otra manera... y eso es precisamente lo que la gente confunde con "ganas de llamar la atención" cuando creo que son ganas de arreglar la situación. No he visto críticas a un suicida, pero si a alguien que lo intenta. Y no solo una vez... Y francamente, lo de las campañas, pues no sé si funcionarían. Cuando alguien quiere realmente suicidarse, nada lo impide (Creéme). Lo que se podría reducir así son los intentos de suicidio que, como ya decía antes, son solo eso "intentos".

      Eliminar
    3. El tema de los suicidios lo conozco bien por varios motivos. Y te aseguro que al suicida también se le critica. Dejando a un lado que el suicidio es "pecado", y eso aún está arraigado en España, se le tacha de cobarde (por más que se diga que hay que ser valiente), egoísta (por lo que le ha hecho a sus allegados) y de no haber sabido solucionar la situación o haberla empeorado (para los demás). La gente no es tan compasiva ni con la memoria del suicida ni con su familia, que se siente avergonzada muchas veces. Y ahora mismo hay un culto por internet al suicidio/autolesiones muy peligroso.
      Hay quien quiere suicidarse, falla, y se queda tetrapléjico; y quien quería pedir ayuda con pastillas y se le fue la mano.
      Como dije al principio es un tema muy amplio, delicado y complejo que no se puede reducir a un post. Sobretodo porque el suicidio no se reduce solo a la depresión.
      Gracias por comentar aunque sé que no te lo pone fácil :)

      Eliminar
  5. Ni de valientes ni de cobardes, es cuestión del mal llamado "EGOISMO", eso sí... ¿Por parte de quién?

    "El egosimo de no ser egoísta" (Restacado de mi cuaderno de bitácora)

    ¿Cómo se le dice a alguien a quien le importas que ya no quieres seguir? ¿Con qué autoridad lo miras a la cara y le sueltas que no tienes ganas de nada, que estás cansada de todo?

    No sé puede... No se puede porque esta vida no nos pertenece. No es nuestra; es de los demás. Podemos manejar a nuestro antojo la vida de los otros, pero la nuestra les pertenece a ellos. Esa es la realidad. Hacemos las cosas por los demás y supongo que, en el fondo, ellos hacen también las cosas por nosotros.

    La absurdez de vivir por los demás, cuando deberíamos pensar más en nosotros. Seguir sufriendo para que los demás no sufran... y me pregunto yo ¿Quién es el realmente egoísta? ¿Yo por querer desaperecer? ¿o ellos por no dejarme hacerlo?

    ¿Sabríais contestarme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te he dicho en twitter, no podría poner etiquetas ni a unos ni a otros. Implica a demasiada gente como para reducir todo a una respuesta (y menos aquí) cuando hay tantas situaciones como personas.
      Das por hecho que ofrecer ayuda y herramientas a alguien (y a su entorno) se hace por los demás, de cara a la galería y no por esa persona en sí misma que está sufriendo y mucho.
      Lamento que lo veas así pues está claro que cada uno tenemos nuestras experiencias y nuestras etapas.
      Yo he aprendido que aunque hay gente capaz de tomar una decisión consciente, la mayoría de las veces es un juego de la mente cuyas normas hay que aprender. Y la perspectiva después puede ser totalmente diferente, cuando ves determinadas épocas de tu vida en la distancia y lo que te habrías perdido después, aunque en ese momento pareciera imposible. Así que si vuelven los malos tiempos, sabes que es temporal y que lo vas a afrontar como has hecho otras veces. Sea cual sea el resultado.
      Vivimos en un mundo de luces y sombras. Y cuando nos acostumbramos a la oscuridad, un pequeño rayo de luz molesta y hasta duele. Pero nos recuerda que hay algo más, aunque no sea el momento de verlo.

      Eliminar
  6. Hermoso el post, porque dudé en poner "hermoso" pero es que hablar del cuidado propio y ajeno siempre lo es. Me quedo con: lo de buscar ayuda, aunque no se vea a nadie cerca. La perspectiva del momento: eso se aprende luego de pasado el tiempo. Es estigma y tabú. Gracias una vez más y a ver esa peli este fin de semana. Un abrazo a to@s desde Buenos Aires

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno tenerte por aquí de nuevo! Siempre son buenos tus aportes. Un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Recuerdo muy bien el día que leí que Chester Bennington se había suicidado. Estábamos de vacaciones, disfrutando, y de pronto el día se volvía tan gris... Sabía que tenía que decirle a mi hijo que el cantante que admiraba se había quitado la vida, que su grupo favorito ya no volvería a componer más canciones y sabía que esa noticia haría que cambiara ese viaje, que los paisajes que viéramos ya no serían tan hermosos a sus ojos. Habría sido más fácil dejarlo correr, sé que él no se habría enterado hasta nuestro regreso a casa; pero había que hacerlo, hay temas que no se pueden (no se deben) ignorar. Aquella mañana tuvimos una larga conversación sobre el suicidio, sobre la desesperación, sobre las salidas, sobre aprender a pedir ayuda, sobre aprender a escuchar cuando los demás piden ayuda... Fue una conversación intensa. Después mi hijo se puso sus cascos y ya no se los quitó, pasó todo el día escuchando a Linkin Park, triste, un poco enojado, sumergido en sus propios pensamientos,... pero yo estaba más tranquila porque antes habíamos hablado.
    El suicidio y la depresión son temas que no podemos ignorar, por muy duros que sean forman parte de lo que somos: seres humanos. Y si esperamos, los vamos aparcando por difíciles, quizás nos demos cuenta de lo importante que era tratarlos cuando ya sea demasiado tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me emocioné mucho cuando te leí. Tanto por cómo llevaste todo el asunto como al pensar en tu hijo adolescente (tal y como lo estamos llevando unas amigas y yo, que somos adultas).

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent