#103 Yoga fácil (de verdad)

*Revisado 07-09-2016*

En los 90 encontré un libro de yoga en la biblioteca de la residencia de estudiantes donde me alojaba y lo fui leyendo y practicando poco a poco. Conseguí avanzar bastante pero nunca llegué a posturas complicadas.
Años más tarde hice algún intento en el gimnasio pero los grupos no se separaban por niveles y no encontraba sentido que no te explicaran los principios básicos al entrar (yo los conocía por aquellas lecturas) y que hicieras posturas imposibles cuando acababas de llegar.
El yoga es un proceso para ir asimilando conceptos y técnicas porque hay que hacer transiciones entre las asanas (enlazar posturas) al tiempo que se coordina con la respiración.
Sin embargo, en un momento dado algunos de nosotros podemos aprovecharnos de ciertos ejercicios aislados como éste que os voy a explicar, que es muy sencillo y me ayuda con la espalda cuando la columna y las contracturas me dan el día (más de lo habitual).

Asana (postura): Viparita Karani 

Se necesita una esterilla junto a la pared. Yo tengo una de esas de plástico y la pongo pegada a una puerta para no manchar la pintura por el roce frecuente de los pies.
Te tumbas de lado en el suelo y pegas el culete a la pared. Entonces giras la pelvis y el tronco hasta estar bocarriba y levantas las piernas reposando los talones en el tabique de forma confortable.
Deberías quedar en un angulo de 90º (una L, con la espalda y la cabeza apoyadas en el suelo y las piernas pegadas a la pared). Yo la verdad que no lo consigo y siempre me quedo algo retirada con lo cual se me cargan un poco las rodillas (pero debido a la sacroileítis, tal como caigo, caigo). Si puedes, avanza las caderas para pegarte todo lo que te sea posible.
Los brazos quedan a los lados y separados del cuerpo, a la distancia que te sientas más cómodo.  
Mientras estás en esta posición puedes practicar la técnica de relajación que vimos o cualquier otro tipo de respiración pausada que te funcione bien.
Yo suelo aprovechar para cerrar los ojos y escuchar música con los auriculares que me ayude a desconectar, relajarme o motivarme (depende del momento).
Hay que ir aumentando el tiempo poco a poco pero no exceder de los diez minutos. Yo estoy lo que me ayuda, hasta que empiezo a tener demasiado dolor por estar estirada en el suelo y nunca supera ese tiempo.
A mí esta postura me viene bien para "recolocar" la espalda y cervicales, echar los hombros hacia atrás y descargar las piernas.
Cuando me duelen las rodillas (ya digo que, si pudiera estar completamente en L, seguramente estarían más descansadas), bajo una hacia el pecho y la sujeto con las manos enlazadas y dejo la otra estirada. Al rato cambio de pierna y luego vuelvo a dejarlas las dos rectas.
Como hay que tumbarse, no lo practicaría con el estómago lleno y asegúrate de que las prendas de vestir que llevas no te oprimen el vientre o el pecho.
Al levantarse hazlo muy despacio para no marearte. 
Hay otras variantes en las que puedes colocar unas mantas o almohada bajo las caderas y extender los brazos en cruz, pero ya tienes que tener en cuenta que ejerce cierta presión en el cuello por lo que si tienes problemas de cervicales puede que no te convenga. Esta última posición y todas las que se llaman invertidas no se aconsejan durante la menstruación.

Otra cosa que hay días que consigo hacer durante 10 minutos (por la fatiga) y luego me tumbo en el sofá, son estos ejercicios en silla (sí, es yoga para mayores pero si puedo hacerlo FTW).
Hay un movimiento (7:48) que me cuesta más. De hecho no lo consigo totalmente recto pero lo hago lo mejor que  puedo con cuidado de no lesionarme la espalda ni el cuello, que es lo importante.
Yo practico del 00:30 al 9:49. Tal vez tú puedas hacer la sesión completa o incluso seguir más vídeos.


En cualquier caso y sobretodo sin apoyo de un monitor, escucha siempre tu cuerpo y no lo fuerces con ninguna postura. No se trata de encontrar poses perfectas sino de relajar la mente y estirar el cuerpo siendo consciente de la respiración.

*Junta las palmas de las manos en el centro del pecho e inclina la cabeza* Namasté 

Imagen: Collage con fotos encontradas en internet. Crédito a los autores.
Video: Yoga en silla para mayores en el canal de Youtube de YogaJP.

Tema relacionado:
#30 Mandalas para el espíritu y el cerebro
Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


8 comentarios :

  1. ¡Gracias por este post! Muy interesantes, voy a intentarlo, a ver qué tal se me da.
    La verdad es que cuando te cuesta tanto hacer actividades fuera de casa, está bien tener alternativas para hacer cosas sin tener que salir (ni dar continuamente explicaciones en un gimnasio de por qué siendo "joven" y teniendo "buen aspecto" no puedes hacer la mayoría de las cosas).
    Pues sí, la verdad es que me has animado a empezar a hacer algo de ejercicio en casa. Me pondré a ello en cuanto el peque empiece el cole... ¡Ya te contaré!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho ^^
      Cuando estaba "bien" (o sea fibromialgia sin diagnosticar) hablé con la monitora por la sacroileitis y cuando le decía que un ejercicio no podía hacerlo me decía uno alternativo (con lo que me gusta llamar la atención en un grupo...). Entonces llegó la sustituta, hablé con ella también y a la primera de cambio me soltó "si no lo quieres hacer, tú misma". Claro, a la que hubo unos cuantos ejercicios que no podía hacer lo intenté porque se me iba la clase sin hacer nada... y aprendí un lugar nuevo de la anatomía: los isquiones que me lesioné y me dejaron fuera del gimnasio varias semanas.
      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Siempre interesante tus entradas aunque nunca tuve la ocasión de practicar yoga,.igual me animo con este ejercicio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes probar el día que necesites descargar espalda o piernas, a ver qué tal te va.

      Eliminar
  3. Me encanta que hayas dedicado un post al yoga!!
    Me considero fanática y aseguro que va muy bien para nuestro cuerpo y él lo agradece mucho.
    Donde yo voy si que está separado por niveles, yoga slow, hatha yoga y yoga avanzado (este último solo utiliza posturas y todas son "complicadas") depende el día practico hatha yoga, depende como tenga la sintomatología, porque algunos movimientos me producen muchos calambres por el daño en los nervios, pero sin duda lo que realmente me funciona es el yoga slow, lo llaman asi pero no por ello vas más lento, mueves todo el cuerpo en cada clase, estiras cada músculo, y a final de todo se hacen posturas que puedes optar por hacerlas o no, siempre escuchando a tu cuerpo y dejándole hacer.
    Soy una enamorada de esta práctica, me aporta mucha paz interior, no todos los beneficios son físicos, justo en la clase de ayer nos decía la profesora que cuando se practica yoga, nuestro cuerpo genera una hormona que actúa en el cerebro haciéndonos sentir esa sensación de bienestar y si vendieran esa hormona en la farmacia seria el numero 1 en ventas...
    Buenísimo post, tengo pendiente escribir alguno yo también, pero esto de que mi tiempo esté cronometrado!!! Jejeje

    Namasté🙏

    Me encanta ta foto de la asana!! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando practicaba yoga era mi rato de desconectar del mundo. Todavía realizo de tanto en tanto (por el dolor al sentarte sobre los pies) un par de posturas porque realmente me devuelven a mi centro y me dan paz.
      No he querido entrar mucho en este aspecto, porque como bien sabes es un proceso,y siempre hay quien espera beneficios rápidos. Pero todo lo que vale la pena en esta vida hay que trabajarlo ;) Sí amigos, no todo va en pastillita.
      Es genial que vaya por niveles, demuestran profesionalidad y tienes alternativas según te encuentres. Tarde o temprano leeremos ese post ^^

      Eliminar
  4. Pues yo nunca le he encontrado la gracia al yoga, he probado dos veces con distintos monitores y solo consigo ponerme histérica y jorobsrme más la rodilla. Lo cambié por Pilares y estoy encantada; pero reconozco que porque me mejoró mucho la coordinación, el equilibrio y la espasticidad.

    Pero como sabes que nunca echo en saco roto lo que tu dices voy a probar con el vídeo en casa. Ya te contaré.
    Un beso y muchas gracias preciosa, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como todo, cada uno tiene que encontrar lo suyo :)
      A mí pilates me encanta(ba) *-*
      Yo ya te digo que en clases no he tenido buena experiencia y no lograba relajarme; pero trabajándolo sola y a mi ritmo si conseguí que no solo fuera ejercicio físico sino calma mental.
      ¡Besazo!

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent