#74 Maltrato al anciano. El gran olvidado

(El Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez es el 15 de junio)
*Revisado 14-06-2016* 

Se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato, y se prevé que aumentarán dado el rápido envejecimiento de la población en muchos países, según datos de la ONU.
Es un tema tabú, del que se habla poco y se ve menos, aunque puede llevar a grandes lesiones físicas y consecuencias psicológicas a largo plazo. 
El maltrato físico es fácil de descubrir pero el psicológico (humillaciones, insultos,...) es el más extendido y posiblemente el más ignorado o incluso justificado. Tan sepultado que ni siquiera existen cifras oficiales. El silencio de las víctimas (por miedo, vergüenza, culpa o simplemente por su incapacidad de denunciar) es su mayor baza.
El abuso de fármacos (si están dormidos no "molestan") es otra forma de maltrato físico, no solo los golpes o manipulaciones corporales agresivas. Y no podemos olvidar los abusos económicos (vaciar sus cuentas, sacar a los ancianos de la residencia para cobrar su pensión, cambios en los testamentos.... Por no hablar de los desalmados que ven en ellos un blanco fácil para sus estafas).
Así pues, para la OMS, se puede hablar de maltrato físico, psíquico, emocional o sexual y abuso de confianza en cuestiones económicas. También puede ser el resultado de negligencia, sea intencional o no.

Si mi mente ha olvidado, sé tú mi recuerdo

Hubo un tiempo en el que la esperanza de vida no era mucha. Partos difíciles, mortalidad infantil, enfermedades, guerras...
Las personas más mayores de las comunidades eran entonces las que acumulaban sabiduría y conocimientos, impartían justicia y eran respetadas como figuras importantes de estas sociedades.
Con la llegada de la era industrial pasamos a ser individuos productivos o no productivos.
Y lo segundo directamente se deshecha, se desprecia, no se tiene en cuenta porque no produce beneficio. 
Así, pasamos de trabajar toda la vida hasta que uno moría, a "disfrutar" de la merecida jubilación. Años de "inactividad" que se han ido prolongando al tiempo que lo ha hecho la esperanza de vida y para lo que a menudo no se nos ha preparado.
Quedan entonces unos años vacíos que muchos no saben llenar. Pero a otros simplemente no se les da la oportunidad. Durante largo tiempo se les ha visto como un estorbo, una carga, gente que no tenía nada qué decir (ni qué gastar).
Hay un culto a la juventud y a la (falsa) belleza que nos impide aceptarnos tal y como somos; y no sabemos cómo prepararnos para el cambio que se produce en los cuerpos y la mente con la edad.
Sin embargo, en los últimos años ha habido un pequeño giro, en el que debido a las circunstancias socio-económicas los abuelos se han visto obligados a cuidar de nietos mientras los padres (con suerte) trabajaban, a salir a la calle a reivindicar lo de los suyos o lo propio... y quizás se empieza a ver a este sector de población con otros ojos.
En cualquier caso, sea como sea, el respeto y la educación deberían ser pilares básicos para cada uno de nosotros. No importa si es un niño o un anciano.
Todos tenemos una historia por delante o por detrás. Y merecemos ser valorados.
Reconozco que siempre he tenido debilidad por la gente mayor. Y trabajar en una residencia ha sido de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. He aprendido muchísimo, he disfrutado, me he reído. También he vivido momentos durísimos con ellos. Pero todo eso forma ya parte de mí. Y por ello doy las gracias.
Por eso hoy quiero ser su voz. Igual algunas cosas os parecerán obvias pero no podéis ni imaginar cuántas veces las dejamos de lado por una u otra razón.
A menudo he visto cómo se les trata como a niños cuando no lo son. Olvidamos que son ADULTOS que tienen una personalidad formada, unas vivencias, unos gustos, unos criterios, unas creencias, unos valores, unas preocupaciones.... Sin embargo, a medida que se hacen mayores decidimos por ellos, opinamos por ellos... simplemente porque no les damos ni la oportunidad ni el tiempo que necesitan para expresarse.
Tenemos que adaptar nuestro lenguaje no a la edad de la persona sino a sus capacidades conservadas. Asegurarnos de que han entendido lo que se les ha dicho y darles opción a elegir en la medida de sus posibilidades.
El entorno debe facilitar su autonomía y dignidad. He visto familias que ponían un pañal simplemente porque les era más cómodo cambiarlo cada x horas que acompañar al mayor al servicio cada vez que lo pedía. Que se les da de comer porque lo tienen listo en cinco minutos, en vez de permitirle hacerlo por sí mismo aunque tarde más.
Nuevamente dependiendo de su situación, pueden dar paseos solos (los móviles sencillos son una tranquilidad) o acompañados. Pensemos cómo nos sentimos cuando pasamos día tras día en casa sin salir por el motivo que sea. Necesitan salir, relacionarse con el exterior... y es una buena excusa para entablar conversación y estimular la mente.
Sus temas también son importantes, no solo lo que nosotros entendemos que es relevante.

¿Y si dejamos que los mayores sean mayores?

Olvidamos que los ancianos pueden aprender cosas nuevas. Lo que hay que hacer es estar atentos a sus gustos y habilidades. No tiene sentido empeñarse en que hagan manualidades si nunca han tenido paciencia para eso. Sin embargo, algunos tienen una tremenda curiosidad por las nuevas tecnologías y dedicándoles un ratito cada día puedes enseñarles a manejarse, ampliando sus posibilidades de socialización y conocimiento (correo, skype, noticias...). Lleva un tiempo descubrir qué les gusta hacer.
La música obra pequeños milagros. Lo he visto y nunca ha dejado de maravillarme. Pero nuevamente estáte atento a sus gustos. Quizás insistimos en ponerles música clásica y lo que les emociona es escuchar a Machín o a Conchita Piquer después de tantos años. Youtube es una mina para despertar sus recuerdos.
En todo ello hay que tener en cuenta los déficits sensoriales que pueda haber (vista, oído...) ya que les puede limitar tanto en el ocio como en la comunicación. Así que hay que hacer adaptaciones para facilitarles las cosas en la medida de lo posible.

A veces el mal trato o el maltrato (una línea fina los separa, pero son diferentes) viene por una sobrecarga del cuidador que puede y debe pedir ayuda. En España, con su cultura mediterránea, aún tenemos esa idea de que debemos cuidar a nuestros padres nos guste o no, porque es nuestra "obligación"; y hay opciones, que son óptimas para todos y mejoran las relaciones porque no queda ese resentimiento.
Igual que uno se asegura de que sus hijos van a ir a una buena guardería o a un buen colegio, solo hay que asegurarse de que nuestros mayores van a estar bien atendidos en el centro elegido.
No olvidemos que si las cosas van bien, también llegaremos a ser viejitos. ¿Cómo querrías que te traten entonces? ¿Qué esperas de esos años?

Pd: Y recuerda decirles cosas bonitas y positivas de manera sincera. A todos nos gusta cuando tienen palabras amables con nosotros; y muchos de ellos se minusvaloran o no aprecian las cosas que son capaces de hacer, cosas que con otra mirada, nosotros sí podemos ver.
No cuesta nada decirles lo guapos que van con tal cosa, lo bien que huelen hoy o el rato tan agradable que pasas charlando con ellos.
Hay un mundo detrás de cada arruga.

Imagen: Una de las fotografías de la serie 'Forgotten Life' (2011), que retrata a personas con Enfermedad de Alzheimer de una residencia para romper con la imagen de abandono y dejadez. "Vida Olvidada" por Alex Ten Napel. 
Ilustración: Encontrada en www.monologos.com (2009). Tengo la impresión de que la marca de agua del autor está borrada.

Tema Relacionado:
#53 Palabras que hieren
#128 Cuida(te) #DíaDelCuidador

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


8 comentarios :

  1. Jo q bonito :)
    Cuando vaya a ver a mi abuela se lo voy a leer y voy a decirle que tenemos una gran portavoz en su nombre.
    Me ha llenado el día tu post. Gracias.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues diciéndome que se lo vas a leer a tu abuela me has alegrado tú a mí el día :)
      Besos para las dos

      Eliminar
  2. Me han emocionado mucho tus palabras, desde principio a fín...
    Es una triste realidad lo que cuentas, la sociedad aparca a las personas mayores, padres, madres que han dado sus vidas por ellos, olvidan que aunque sean ancianos, hayan perdido muchas o todas sus facultades, siguen siendo personas, no muebles que se abandonan en un trastero.
    Por desgracia, esto va cada vez a peor, y creo los futuros ancianos no vamos a estar mucho mejor, si nos dejan llegar, que esa es otra... Ya se ha escuchado más de una vez que hay que "quitárselos de en medio" (lo mismo han dicho de los enfermos crónicos...).

    Enhorabuena otra vez por otro gran post, y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije, o somos productivos (=beneficios) o no lo somos.. y a la vista está lo que se ve a diario en enfermos crónicos, dependientes, ancianos...
      Un beso

      Eliminar
  3. Me ha gustado muchísimo. Un recordatorio de que también seremos viejos,en el mejor de los casos, y de como escatimamos nuestro tiempo y atención a quienes les exigíamos todo hace no tantos años.

    Ojalá todos lo lean 2 veces (yo lo he hecho) y con atención, porque no tiene desperdicio.
    Un beso grandote niña, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cleo :)
      He preferido centrarme más en lo que podemos hacer por ellos que en describir la parte dura del tema.
      Un beso

      Eliminar
  4. ¡¡EXCELENTE ARTÍCULO!!
    En nuestro caso particular hemos sufrido el MALTRATO de un familiar en una residencia privada. De como tras SEIS DENUNCIAS en la Policia, 4 en los Juzgados fallece como consecuencia de lo que se venia denunciando. De como en VENGANZA inician la dirección de la residencia un procedimiento de INCAPACITACIÓN a espaldas de la familia, dando cuenta a la fiscalía. De cómo ésta y un juez cometen PREVARICACIÓN en el citado procedimiento. De como la Inspección de la CCAA, FALSEA la tipología del Centro. De como la dirección permite que haya personal MALTRATE pese a las continuas reclamaciones presentadas, claro que a lo mejor habriá que preguntarse por qué.

    http://maltratoalanciano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu testimonio. Espero que la justicia haga su trabajo correctamente.

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent