viernes, 24 de julio de 2015

#91 Día del abuelo

(El Día del Abuelo es el 26 de Julio)
*Revisado 25-07-2016*

Al igual que se conmemora el día del padre o de la madre, hay un día al año para homenajear a los abuelos (aunque la fecha varía según países). En España parece ser que fue elegido el 26 de Julio por festejar San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María.
Pasa bastante más desapercibido y aún no tiene (por suerte) un carácter tan comercial, pero ciertos ayuntamientos les hacen algún tipo de homenaje.

Actualmente, por lo complicado que resulta la conciliación familiar, muchos de estos mayores (algunos no lo son tanto) dedican gran parte de su tiempo al cuidado de los nietos (hay datos que apuntan a una media de 6 horas diarias).
La crianza de estos niños se hace un poco difícil pues los abuelos transigen más que los padres y éstos, pierden cierta autoridad frente a los pequeños al pasar poco tiempo con ellos.
Es fundamental la buena relación entre los adultos y el evitar contradecirse los unos a los otros delante de los críos, especialmente respecto al cumplimiento de normas que deberían estar concensuadas de antemano.
Los abuelos son una gran ayuda y se sienten útiles pero hay que evitar sobrecargarlos de trabajo (a la larga puede llevar a tener estrés, ansiedad, depresión...) y no se debe olvidar incluirlos en las actividades de ocio en familia alguna que otra vez.
El "abuelo-canguro", por su propio bienestar y sin sentir culpa por ello, tendría que:

- Aprender a decir no y poner límites. No sobrecargarse con tareas propias y ajenas
- Realizar actividades para mantenerse en buena forma física y mental
- No descuidar la salud ni el autocuidado
- Reservarse un tiempo y espacio propios para dedicarse a lo que a uno le gusta
- Ser realista con las propias habilidades y capacidades
- Mantener buena comunicación con los padres

La relación entre abuelos y nietos suele ser muy especial y tiene muchos beneficios. Se transmiten valores, conocimientos, tradiciones, historias,... al tiempo que los pequeños aprenden a relacionarse y a respetar a otras generaciones, asimilan habilidades, adquieren aficiones,...



Es habitual llamar "abuelos" a los que alcanzan cierta edad.
'Perfect Present' es un documental de Evan Briggs filmado entre 2012 y 2013, en el que se podrán ver próximamente las actividades compartidas por los ancianos de una residencia y los peques de una guardería en un espacio común.
Esta interacción enriquece a unos y a otros de un modo singular.
Yo recuerdo las reacciones de algunas personas con las que trabajaba en la residencia cuando alguien venía con un bebé o un niño pequeño, se volvían locos. Incluso en algunos que ya no hablaban por el deterioro cognitivo aparecía intención comunicativa (abrían más los ojos, hacían algún sonido o hacían por tocarles). Hay una especie de atracción mutua.

Esta es una película sobre los muy jóvenes y los muy mayores, sí. Pero se trata también de algo más grande, algo más difícil de precisar, pero tan esencial en todos los sentidos. En palabras de Susan Bosak, fundadora del Proyecto Legado, "Es la experiencia de la vida en una comunidad interdependiente, multigeneracional, ricamente compleja que, más que cualquier otra cosa, nos enseña cómo ser humano".



PD: Los fines de semana son un buen momento para visitarles. Si viven en su propia casa tendrán menos ajetreo que de lunes a viernes o habrán podido prepararse para vosotros; y si viven en una residencia, no suelen tener actividades y terapias durante los sábados y domingos.

Imagen: Collage con foto de Marilyn B., ilustración de Jose Luis y escena de Los Simpson por Matt Groening.
Vídeo: Trailer de 'Present Perfect', del canal de Youtube Present Perfect Film.

Tema relacionado:
#74 Maltrato al anciano. El gran olvidado

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comparte!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


12 comentarios :

  1. Muy bonita la entrada de hoy, los abuelos deberían ser eternos

    ResponderEliminar
  2. Me has recordado tanto a mi abu... sus últimos 4 años fueron aterradores tras sufrir un ictus, postrada en la cama y sin poder hablar, la tristeza se le notaba en la mirada y por eso me resultaba tan reconfortante cada sonrisa que le sacaba haciendo payasadas o contándole historias. De pocas cosas me alegro más que de haber pasado su último mes a su lado día a día en el hospital (por desgracia me pasó factura en forma de primer brote, pero sin duda repetiría haber hecho más llevaderos sus últimos días recompensando los 24 años en los que ella ayudó a que fuesen fantásticos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir algo tan personal con nosotros.
      Seguramente el brote habría llegado antes o después. Y por lo menos este primero tuvo algún sentido, fue por algo bueno.
      Qué afortunada se tuvo que sentir de tenerte a su lado dentro de su dura situación.

      Eliminar
  3. Quizá los mejores recuerdos que tengo de la niñez son con mis abuelos; todos ellos han muerto ya, pero me acuerdo de los 4 muy a menudo.
    Creo que se valora poco la labor que ahora mismo tienen sobre las espaldas de hacer de niñera en vacaciones, de recoger a los niños del cole, en algunos casos de mantener a la familia con su pensión..
    A la hora de arrimar el hombro casi todos tiran de ellos, pero a la hora de salir y disfrutar todos tendemos a ignorarlos.

    Yo no tengo hijos, pero si hermano si; a veces me enfado por como "abusa" de mis padres para atender a sus hijos en verano; pero me quedo con la felicidad que veo en mis padres cuando están con sus nietos, no cambian ese tiempo por nada.
    Tiene razón el documental, que parecidos somos de mayores a cuando éramos niños. Si nos preocupamos tanto de los niños en esta sociedad, ¿por qué ignoramos tanto a los mayores?.

    Un abrazo niña, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena pregunta Cleo... y cuanta razón en todo lo que dices.
      Poco se les reconoce y eso que están siendo un pilar fundamental en estos momentos, como lo eran antaño. Más por necesidad que por valorarlos como merecen.
      Pero con la vara que midas serás medido. Es algo que algunos no deberían olvidar.
      Besazo.

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho esta reflexión sobre el día del abuelo, especialmente por lo que tiene de vocación intergeneracional. Lo peor que les puede pasar a los miembros de una generación es ser encapsulados como "viejos" y separados del resto de la sociedad. Por eso creo que en este día deberían tener especial protagonismo las residencias de ancianos y se debería potenciar (como ya hacen muchas) que se conviertan en centros abiertos de participacón bidireccional. Después habría que seguir haciéndolo todos los días del año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy enriquecedor este tipo de encuentros. Donde yo trabajaba busqué una escuela cuyo coro venía varias veces al año y al terminar interaccionaban ancianos y niños, con un desayuno o merienda informal. Lo disfrutaban mucho.

      Eliminar
  5. Yo no conocí a todos mis abuelos, me hubiera encantado conocer al que me faltó (Mi abuelo materno). Mi abuela siempre me dice que a él le hubiera encantado conocer a sus nietos porque se desvivía con los niños... No tuvo esa suerte, ni nosotros la de conocerlo.

    Los otros abuelos (paternos) vivían en Bilbao, así que la relación no fue tan fluida como la que se establece entre los más cercanos, pero si recuerdo las vacaciones de verano. Todos mis primos y yo ayudando a mi abuelo en el huerto o contándonos alguna historia o cuando la abuela nos cantaba esos romances y canciones antiguas...

    Ahora solo me quedan vivas las dos abuelas, con la materna es con quien tengo más relación, pero creo que no tengo una relación tan cercana ni tan intensa como la que han podido establecer, por ejemplo, mi madre con su nieta (mi sobrina). Creo que ahora los lazos son más fuertes porque el abuelo se ha convertido en una pieza clave sobre todo cuando existen padres trabajadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las relaciones entre abuelos y nietos según las épocas y circunstancias van cambiando. Y ahora tienen un vínculo muy estrecho.
      Yo tuve la suerte de tenerlos a los cuatro hasta los 24 años aunque estuviéramos lejos. Pero con unos era ir de visita y con otros era ir a mi casa y a hacer lo que quisiéramos.

      Eliminar
  6. Jo, los abuelos, anda que no he hecho lo que me ha dado la gana durante veranos y veranos :P
    Yo tuve una abuela en una residencia, y la visitábamos religiosamente cada semana/dos semanas, según fue deteriorándose más, pero es que tienes que verles. Y su marido, mi abuelo, que murió este mes de marzo y es el mejor abuelo que jamás existió, iba todos los días a verla, aunque solo fuera a estar sentado a su lado. Qué gente tan especial. <3
    El vídeo es precioso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito que él y su familia siguiera a su lado.
      Afortunados ellos y afortunados vosotros :)

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent