sábado, 8 de julio de 2017

#247 El #Alzheimer no entiende de leche con canela




Hoy nos ha dicho mi padre que nuestra tía-abuela ha muerto.
Tengo un nudo en la garganta pero no he llorado. Porque el Alzheimer ya te llevó hace tiempo.
Hace años que lo decía, y lo seguiré diciendo. Que ninguna leche con canela sabrá ni de lejos parecida a la que nos hacías tú cuando éramos niñas.
Entonces sí que se escapaba la lágrima, cuando al llegar al cortijo nos apretabas tanto los mofletes gritando que luego nos quejábamos a mi padre y nos decía "es que os quiere mucho y os lo demuestra así".
Nosotras también os queremos mucho. Gracias por ser la única en hablarnos de nuestra abuela (nadie debería morir con 23 años y dos hijos en el mundo). Era tu amiga antes de casaros, y habitaba tus últimos recuerdos cada cinco minutos.

PD escribo estas líneas sin entrar en detalles por respeto a la familia, aunque podría contar mil cosas (como cuánto los admiraba por trabajar tan duramente de sol a sol, sin días de descanso). Pero es un modo de hacerle homenaje por no poder ir a su entierro. En días como estos maldigo mi cuerpo.

Imagen: Del blog ciudaddelastresculturastoledo.blogspot.com.es

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
Puedes hacerlo como Anónimo con nombre o apodo al final del texto para poder contestarte adecuadamente. 
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+).



9 comentarios :

  1. Mi más sentido pésame amiga,ya nada se puede hacer por ella y como tu dices hace años que ella se fue reten en tu memoria esos momentos vividos y por lo menos la viste antes de morir, siempre formará parte de ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther. Ayer fue un día extraño por estar en casa pero me venían muchos recuerdos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, cariño (me alegra mucho tenerte por aquí).

      Eliminar
  3. Lo siento, corazón. Y, a pesar del vacío que nos dejan al partir, mientras sigan en nuestros pensamientos, nuestros seres queridos no se irán del todo. Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es cierto. Recuerdo muchas cosas estos días, y son buenas, porque cuando íbamos era casi como un día de fiesta :)

      Eliminar
  4. Para esas relaciones que dejan claro lo que ya sabes. Las cosas importantes de la vida no son cosas. Son personas. Y no es mia, la cito sin saber de donde sale, por cierta.
    Contigo se queda aunque no la puedes ver. Un ^fuerte^ abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Verdades son.
      Lo siento sobretodo por mi tío-abuelo que "se le ha ido la vida".

      Eliminar
    2. Pensar en eso.... nada puede sustituir esa pérdida.
      Por intentar aportarte algo, tras el duelo, sus fases y todo el asunto, lo que queda son los buenos recuerdos. Con la relación de tantos años, lo que olvidará es esa pérdida progresiva que supone una neurodegenerativa.
      En cierto modo, la despedida ya estaba hecha, y el trámite, que tiene tanto de simbólico, ha cerrado la herida abierta que suponía.
      En tratar de sobrevivir tenemos mucha experiencia. Seguro que le puedes enseñar algo, y de esa relación simbiótica una nueva forma de seguir.
      No es que la evidencia ayude mucho. Tentado estoy de no enviar esto. Muchos mensajes se quedan aquí para luego descartarlos

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent