miércoles, 4 de noviembre de 2015

#128 Cuida(te): #DíadelCuidador

(El Día del Cuidador se celebra el 5 de noviembre desde 2014)

*Actualizado 02-11-2016*

Aunque la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) promovió esta fecha de reconocimiento para los cuidadores de las personas mayores, diría que es extensivo a todos aquellos que cuidan de sus familiares dependientes.

En una sociedad mediterránea como la nuestra en la que el cuidado por parte de un familiar era una obligación, hoy vuelve a ser una imposición por motivos económicos en muchos casos.
Había mejorado la percepción que la sociedad aún tiene de llevar a un anciano a una residencia. No es un abandono (no es un asilo), sino una opción más a tener en cuenta para recibir los mejores cuidados (antes de que la situación se haya ido totalmente de las manos). 
Sin embargo desde la crisis y con la falta de ayudas, muchas familias han decidido volver a tener a sus mayores en casa.
Esto genera una situación en la que a menudo el cuidador tiene que abandonar el trabajo, gran parte de la vida social... para dedicarse casi exclusivamente a atender a esa persona.
Y esto lleva en muchos casos a frustración, estrés (un 75%), depresión (50%)... y al temor de morir antes que el propio enfermo cuando el cuidador principal es mayor.
En una residencia el trabajo se reparte, en un hospital hay cambio de turnos... aquí suele ser una persona sola, a menudo mujer (80%), dedicando mucho tiempo al cuidado, en un espacio pequeño y no siempre seguro.
Tampoco hay horas de apoyo para los grandes dependientes, no las suficientes (recordemos que hay sitios donde en días festivos no hay servicio).
Son pocos los centros para disminuidos físicos donde un adulto (no anciano) pueda decidir residir para que sus padres no tengan que cuidarle o porque no tenga quien se haga cargo de él. Y son caros.


Una mano que proteja a cuidadores y cuidados

Los cuidadores no son santos que sacrifican su vida por otros ni demonios por perder los nervios de vez en cuando (no hay que olvidar tampoco la relación previa). No son más que personas que tienen que hacer muchas horas de médico, enfermera, auxiliar, fisio, psicólogo,... sin una preparación. Muchos hacen lo que pueden y van aprendiendo con el tiempo. Y no es una tarea fácil.
Necesitan el apoyo de una sociedad que a menudo no va más allá de la compasión/incomprensión sin hechos prácticos.
Hay poco apoyo económico, recursos, ayuda a domicilio o servicios de respiro por parte de la Administración. Largos tiempos de espera para valoraciones, empezar a cobrar o acceder a las plazas asignadas... Por no hablar de discapacidades, incapacidades que no se conceden a enfermedades invisibles (como si fuesen deseos a una estrella fugaz) porque suponen que siempre habrá alguien detrás de ellos, cueste los sacrificios que cueste, condenando a algunos prácticamente a la indigencia (me gustaría saber qué porcentaje de esa creciente pobreza la forman personas que no pueden trabajar por enfermedad y no tienen recursos suficientes para mantenerse sin ingresos y pagando tratamientos).
Cuidador o cuidado, hay una sensación general de abandonados a su suerte.
¿Cómo cuidar y cuidarse así? 

Me gustaría cerrar con Vidas rotas por la espera y el olvido (Alzheimer valoración y asignación de recursos a la dependencia), que quizás pone más palabras de las que puedo escribir esta semana.

Recursos
El 70% de las personas dependientes reciben cuidados directos de un familiar ya sea de madres, padres, parejas, hijos o sobrinos.
Info para consultar: Guía Informativa Personas Cuidadoras de Escuela de Pacientes (@escpacientes).
Teléfono de atención a los cuidadores no profesionales (Cruz Roja): 900 365 100.
El portal de las cuidadoras y cuidadores con guías, apps...: Ser Cuidador/a

Imagen: Por Lars Bent Petersen.

Temas relacionados: 
#74 Maltrato al anciano. El gran olvidado
#86 Que me duelan sus dolores "multiplicados por 9"
#198 El camino del autocuidado

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+)


6 comentarios :

  1. Gran labor la que hacen estos cuidadores, en algunos casos haciendo de todo, madre, hija, cuidadora y un gran ect...

    PD: gran labor la que haces tu Con el Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo y por muchos años, como bien sabes.
      PD: Muchas gracias. Siempre me animas a seguir :)

      Eliminar
  2. Qué difícil es para las familias el tema de la dependencia. Por un lado necesitan tiempo libre para dedicarlo a la persona y por otro dinero que solo se consigue trabajando y, por tanto, teniendo menos tiempo; es como un círculo vicioso. Haría falta mejorar los apoyos a las familias que cuidan a alguien. Al fin y al cabo, los cuidados que se ofrecen en casa son dinero que el estado se ahorra. No conozco cómo funciona, pero sé que aquí en Alemania si un hijo se encarga del cuidado de alguno de sus padres cuando estos son mayores y dependientes, recibe una asignación del estado, así esa persona puede reducir horas de su jornada laboral sin perder en su economía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, es un círculo vicioso del que solo se puede salir con los apoyos necesarios, pues como bien dices, a la larga es ahorro para el Estado. Es invertir en bien de todos.
      Seguro que se podrían estudiar soluciones como esa y otras. Pero desgraciadamente los recortes no van en esa dirección, sino en tapar lo que hay, perdiendo muchos derechos conseguidos en sanidad y dependencia.

      Eliminar
  3. De parte de un cuidador. Te felicito por la gran labor que haces. En lo personal me hace mucho bien leerte. Un abrazo de parte de mi hijo y mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfredo. Te mando mucha fuerza de espíritu para seguir día a día. Un gran abrazo a los dos.

      Eliminar

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent