#255 Ojos que no ven… huevos de gallina enjaulada que compras


El segundo viernes de octubre se celebra el Día Mundial del Huevo...

...para destacar sus propiedades nutricionales (cosa que creo que nadie duda, lleve el tipo de alimentación que lleve).
Lo discutible es cómo hemos pasado (en general) de una ganadería extensiva a la implantación de granjas intensivas donde el trato a los animales desconocemos o nos incomoda/repulsa, de la que no somos conscientes o no lo queremos ser (para seguir consumiendo lo que queremos).
No pretendo criminalizar a nadie (ni al que produce ni al que compra). Negocio es negocio. Y el bolsillo es el que duele. Pero siempre se pueden hacer las cosas de otra manera.
Vaya por delante que yo como huevos (aunque nunca me quede claro -por lo que varía- cuántos son los ideales a la semana para mantener a raya el colesterol). Sin embargo, es cierto que desde que sé cómo funciona la industria (esto debería dar una idea), me vuelvo a casa sin huevos si solo había de jaula en la estantería.
Quizás no solucione nada. Pero como una vez leí: "...y habiendo visto, nunca más volvió a estar ciega".

PD: He actualizado un texto que publiqué hace años en una revista animalera y las cifras son aproximadas, según las fuentes consultadas. Me fue realmente difícil escribir sobre esto ya que podría haber sido más explícita; pero al tratarse de un boletín que llegaba a todo tipo de público, preferí no entrar en detalles que son muy duros pero reales. Es fácil encontrar más información en internet si estáis interesados en ampliar información sobre el tema.
Mirar hacia otro lado no lo hace menos cruel.

Arrojar luz para romper ideas

Desde enero del 2004 la legislación de la Unión Europea exige que para la comercialización de huevos, éstos lleven un código –con tinta adecuada para uso alimentario- que informe acerca de la forma de cría y origen del producto.
  • El primer número indica la forma de cría de las gallinas (del 3 al 0)
  • A continuación, dos letras indican el pais europeo de origen (ES para España)
  • Dos números más indican la provincia y corresponde con el inicio del código postal ((Málaga 29, Murcia 30, Navarra 31, Cádiz 11…).
  • Otros tres números marcan el municipio
  • Los números restantes informan de la granja dentro de ese municipio.

El número de registro sanitario se encuentra en el mismo embalaje, lo que permite a la administración identificar a la empresa rápidamente en caso de situación de peligro para la salud pública.
Conocer estos datos es importante a la hora de realizar una compra “consciente”. Por ejemplo, conocer la provincia de origen permite comprar productos de cercanía lo que reduce el impacto medioambiental al reducir la contaminación que produce su transporte.
Pero sobretodo nos interesa conocer la forma de cría de las gallinas por las consecuencias en diversos ámbitos que ésta tiene sobre los animales a lo largo de su existencia.

Hemos dicho que esto viene marcado por el primer número que va del 3 al 0:
  • 3. Granjas de gallinas en jaulas (en batería): las gallinas se encuentran en unas jaulas diseñadas para facilitar la recogida de huevos, de manera que se ensucien lo menos posible de estiércol. Aunque las supuestas ventajas de este sistema son el control de la alimentación (piensos), menor propagación de enfermedades, el control sanitario y la facilitación de la limpieza; lo cierto es que, como ahora veremos, se paga un alto precio en cuanto al bienestar de los animales se refiere en poco más de un año de vida.
  • 2. Granjas de gallinas en suelo: Las gallinas se encuentran en el suelo de grandes naves industriales a razón de unas 12 gallinas por m2. Al estar hacinadas, los movimientos son limitados y en época de mucho calor gran número mueren afixiadas. Es habitual que se agredan unas a otras por lo que se les corta el pico (además de ser doloroso durante y después de la “operación”, llegando a ser crónico en algunos casos, puede dar problemas al extremo que dificulte la ingesta de agua o comida y mueran por este motivo). Estos animales tampoco tienen acceso al exterior. Y al encontrarse muchos animales en un espacio cerrado, el amoníaco y el hedor de las heces contaminan el aire y es más fácil la propagación de enfermedades.
  • 1. Granjas de gallinas camperas: Las granjas disponen de una zona techada y corrales al aire libre que permiten que las gallinas desarrollen actividades propias como picotear, escarbar o darse baños de arena. La densidad de gallinas fuera de la nave no puede ser superior a una por cada 4 m2. El control de la alimentación es menor y hay riesgo de ser agredidas por otros animales cuando se encuentran en el exterior.
  • 0. Granjas de gallinas ecológicas: Las instalaciones son parecidas al caso anterior; pero el 80% de la alimentación debe proceder de agricultura ecológica y está limitado el uso de antibióticos y alimentos.




CONSECUENCIAS GALLINAS EN JAULAS:
Antes y después de la normativa Europea del 2012.

La gallina ponedora es una raza específica que no sirve para carne por lo que nada más nacer, el sexador “deshecha” a los pollitos machos de una manera poco ética (lo mismo que cuando una gallina ya no puede ejercer su función: poner más de 300 huevos al año).
Se estima que hay unos 4.700 millones de gallinas ponedoras en el mundo y que el 70%-80% se crían en baterías de jaulas. En la Unión Europea, el sistema mayoritario de cría también es el número 3, por ser el más rentable.
Este sistema consiste en apilar jaulas de unos 550 cm2 (menor que la superficie de un folio por gallina) en unas 3 ó 9 alturas (aunque países como Japón disponen de sistemas de 18 niveles), lo que permite tener unos 90.000 animales en una misma nave sin apenas ventilación.
Es fácil adivinar que esto mantiene a la gallina en la misma posición durante años, sin poder abrir sus alas, caminar o mucho menos desarrollar sus actividades naturales de picoteo, escarbe, preparar el nido, dormir en percha, etc…
Esto provoca una frustración que las lleva a atacar a compañeras cercanas o a sí mismas (con heridas que pueden llevar a infecciones o lo más habitual, la muerte tras una larga agonía). Para evitar esto se les corta el pico (lo que llaman “ajuste del pico” con las consecuencias que comentamos antes).
La falta de movimiento y luz solar produce frecuentemente osteoporosis (debilidad de los huesos y fracturas), siendo la responsable del 35% de las muertes prematuras en jaulas: Debido a la parálisis muchas gallinas acaban muriendo de hambre al no tener acceso a la comida o el agua. El exceso de puestas también acaba con sus reservas de calcio, que no hace si no empeorar el problema, y provoca además tumores malignos en el oviducto.
Las gallinas no pisan nunca suelo, por lo que estar continuamente en alambre y en superficie inclinada (para recoger el huevo) les lleva a malformaciones en las patas, heridas graves y al crecimiento deforme de garras (que nunca se degastan como sería natural) por lo que a veces se enroscan en el mismo alambre.
Los ciclos de vigilia-sueño se rigen por la luz solar por lo que en las granjas las jornadas se alargan artificialmente para aumentar la producción de huevos. Esto tiene consecuencias evidentes. Las prácticas que se utilizan para forzar la puesta tienen que ver con la privación de luz y comida durante más de dos semanas para provocar la muda. En este proceso mueren aproximadamente el 10% de los animales y los que sobreviven pierden hasta un 25 % de su peso.
La limpieza de estas instalaciones suele ser más que deficiente aunque, precisamente, ésta sea una de las ventajas que se suele dar para este tipo de crianza. Los excrementos de las jaulas superiores caen a las inferiores a través de las rejas. También es habitual que las patas queden atrapadas a las rejas por los excrementos, sangre, etc…

La Unión Europea prohibió este tipo de instalaciones a partir de enero del 2012, optando en su lugar por las llamadas jaulas “enriquecidas”, que consisten en el mismo sistema de batería usando jaulas de unos 750 cm2, de los cuales 600 cm2 deberán ser "área usable". Deberán ser unos centímetros más altas e incluir una percha y elementos que permitan picotear.
Los granjeros europeos pidieron que esta medida se postergara por el desembolso económico que supondría la adaptación a las nuevas medidas y una pérdida de rentabilidad frente a la posibilidad de introducir huevos de importación más baratos con el mismo sistema de producción prohibido entonces en Europa.
Aunque es cierto que el coste de producción ha aumentado un 7% para los que han realizado ya el cambio (lo que repercute directamente al consumidor) hay una mayor concienciación de los ciudadanos, que estarían dispuestos a pagar un poco más siempre que se diera un mejor trato a los animales. Lo apropiado sería tener ayudas institucionales para que el peso de estos costes no recaiga únicamente en estas partes y que los huevos importados cumpla los mismos requisitos que los europeos (si no pasa lo de siempre, consumimos producto extranjero más barato que el producido aquí por cumplir la legalidad).
En España, sin embargo, haría falta una mayor campaña de información y sensibilización al respecto - como en tantos otros temas relacionados con el trato a los animales. Además a menudo se disponen de pocas opciones a la hora de comprar; aunque algunas cadenas alimentarias están empezando a utilizar esto como campaña de marketing que ha tenido éxito en otros países. Sin embargo los plazos son largos. Por poner un ejemplo, Huevos Guillén (se pueden encontrar en Mercadona) producirá el 100% de sus huevos en sistemas libres de jaula en 2025.
Aunque es evidente que lo recomendable es no adquirir huevos sin el código que garantiza la seguridad alimentaria en su producción, se siguen consumiendo los que se obtienen de las propias gallinas o de familiares.
Sin embargo, somos muchos los que no tenemos esta opción. Y cada vez nos preguntamos más cosas cuando nos acercamos a la estantería a adquirir un producto, especialmente los que tienen que ver directamente con animales de granja.
Con toda esta información en la mano, siempre que tengas la posibilidad, adquiere huevos de producción ecológica (código 0) o de gallinas camperas (código 1); ya que consumir los que proceden de gallinas criadas en suelo de naves (código 2) o lo que es peor y más frencuente, de gallinas enjauladas (código 3) con las consecuencias que ahora conoces, estarás fomentando el maltrato animal de manera indirecta (aunque cada vez más creo que hay que desterrar eso de que es el consumidor quien lo pide porque muchas veces no tenemos ni idea de lo que hay detrás de la comida, ropa y otros productos que consumimos).

Nota: No hay ningún interés comercial ni de desprestigio en marcas/cadenas mencionadas.

Tema de interés:
InfosalusAprende a leer el etiquetado de los huevos de la UE (envase).

Tema relacionado:
#140 Dejarse la piel

Si te gustó, +1. Si socializas, comparte. Si tienes algo que decir, ¡comenta!
Puedes hacerlo como Anónimo con nombre o apodo al final del texto para poder contestarte adecuadamente. 

(Si tienes problemas para comentar desde dispositivo móvil, prueba a entrar desde G+).



No hay comentarios :

Publicar un comentario

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG

AYÚDAME A ACREDITAR LAS FOTOS DEL BLOG
Imagen diccionario: Dani Torrent